Policiales | Accidente | Altas-Cumbres |

Cuatro pasajeros graves al volcar un micro en las Altas Cumbres

Dos de los lesionados son niños. Imputaron al chofer de lesiones agravadas

Cuatro pasajeros, dos de ellos niños, sufrieron serias heridas y un hombre perdió un brazo tras el vuelco de un micro en el camino de las Altas Cumbres, a la altura del paraje Águila Blanca, cerca del cruce de las rutas 14 y 34 y de la localidad de Cuesta Blanca, en el Valle de Punilla.

Los heridos más graves son un mendocino de 42 años al que le debieron amputar un brazo; una nena de 7 que sufrió varios golpes y un chico de 12 con fractura expuesta en el brazo derecho, ambos con buena evolución, y un hombre de 41 cuyo diagnóstico no se precisó.

La unidad había partido de Mendoza el lunes a las 18.20 con 55 pasajeros, de los cuales varios descendieron en el trayecto, por lo que transportaba 44 a las 5.50 de ayer, cuando ocurrió el vuelco por el que imputaron al chofer, Santiago Ureta Sedeño (42), de lesiones agravadas.

El chofer subió al micro a las 17.55 en Mendoza, porque el control de las libretas de trabajo de la dupla programada para el viaje detectó que uno no tenía el tiempo de descanso mínimo obligatorio, según los registros de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) en esa provincia. 

El director de Defensa Civil de Córdoba, Diego Concha, detalló que 24 pasajeros resultaron heridos: "Algunos con cortes, con esguince de tobillo, otros con fracturas en costillas y brazos", aunque el hecho "podría haber sido muy complicado y se tuvo suerte de que no hubo ningún muerto en el lugar".

Los bomberos de Icho Cruz y personal de otros organismos "trabajaron muy bien tras el accidente", pues "en menos de una hora fueron rescatadas las 44 personas de dentro del colectivo", destacó.

Los chicos lesionados fueron derivados al Hospital de Niños de Córdoba; a un hombre lo llevaron al "Tránsito Cáceres" de Allende, otros dos adultos quedaron internados en el San Roque y el resto de los heridos estaba en observación en el hospital Gumersindo Sayago de Carlos Paz, informó el ministro de Salud, Francisco Fortuna.

El funcionario precisó que "Fátima Agustina Fascio, de 7 años", oriunda de San Luis, tiene "una fractura de húmero derecho y otras escoriaciones y presenta un estado general bueno", mientras que el otro niño herido, Samuel Humusmuk, de 12, llegó al hospital con una fractura expuesta de antebrazo derecho y traumatismo de cráneo.

 También resultó lesionado el padre de la niña, Luis Fascio, quien tuvo un traumatismo de codo izquierdo pero se encuentra en buenas condiciones.

En el hospital de Allende quedó internado Diego Ortiz Orozco (42), oriundo de Mendoza, pero con domicilio en España, cuyo pronóstico es reservado por la gravedad de las heridas, ya que "sufrió la amputación del brazo izquierdo y tiene traumatismos cráneoencefálicos", indicó el ministro de Salud.