Internacionales | Acuerdo | Reino Unido | Ley

Brexit: la Unión Europea demandará al Reino Unido por violar el acuerdo

Según el bloque europeo, un proyecto británico modifica puntos centrales del pacto.

La Unión Europea (UE) anunció ayer el inicio de acciones legales contra el Reino Unido por su intento de aprobar una ley que modifica aspectos centrales del acuerdo del Brexit, algo que según el propio gobierno británico viola la ley internacional.

"Esta mañana la Comisión Europea -el órgano ejecutivo del bloque- decidió enviar una notificación formal al gobierno británico. Este es el primer paso en un procedimiento de infracción", puntualizó ayer la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen (foto), durante una presentación en Bruselas.

La titular del Ejecutivo del bloque agregó que ahora el gobierno del primer ministro británico Boris Johnson tiene un mes para "enviar sus observaciones".

La disputa complica enormemente las posibilidades de que el Reino Unido y la UE alcancen un acuerdo comercial antes del plazo de fin de año que se dieron cuando el país abandonó el bloque, el 31 de enero pasado.

El meollo del conflicto es un proyecto de ley impulsado por el gobierno británico, que ya tiene media sanción parlamentaria, que modifica cláusulas esenciales del acuerdo de divorcio entre el Reino Unido y la UE firmado el año pasado.

El proyecto de ley "de mercado interno" otorga a Londres el poder legal para dar ayuda estatal a Irlanda del Norte, lo que viola el acuerdo del Brexit, ya que se consensuó que ese territorio siga perteneciendo al mercado común europeo para evitar una frontera dura con la República de Irlanda que reviva el conflicto armado.

Además, la normativa otorga al gobierno británico la posibilidad de retocar tarifas comerciales y aduaneras entre las mercaderías que se trasladen desde Irlanda del Norte al resto del Reino Unido (Inglaterra, Gales y Escocia).

Mantener abierta la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte es uno de los pilares de la frágil paz que reina en la isla desde el Acuerdo del Viernes Santo, de 1998, que puso fin a décadas de violencia entre la mayoría probritánica y la minoría republicana norirlandesa que quiere unirse a sus vecinos del sur.

Von der Leyen dijo que la ley "de mercado interno" por su propia naturaleza es "una violación de la obligación de buena fe establecida en el acuerdo de retirada" que Johnson firmó con el bloque y que fue ratificado por el Parlamento británico después de varias votaciones fallidas.

"Habíamos invitado a nuestros amigos británicos a eliminar las partes problemáticas de su proyecto de ley de mercado interno para fines de septiembre”, dijo Von der Leyen.

Respuesta británica

El gobierno británico defendió el proyecto apenas Von der Leyen hizo su anuncio.

"Hemos presentado con claridad las razones que tornan necesarias las medidas relativas" a Irlanda del Norte, precisó un portavoz del Gobierno.

El vocero agregó que se debe "proteger la integridad del mercado interno británico" y que el Ejecutivo responderá "llegado el momento" a la acción legal iniciada por Bruselas.

La UE había fijado como plazo fines de septiembre para que Londres eliminara de esa ley las "cláusulas problemáticas", pero la Cámara de los Comunes del Parlamento aprobó el texto esta semana y lo envió a la Cámara de los Lores.

"El plazo venció ayer (miércoles). Los puntos problemáticos no fueron eliminados", dijo Von der Leyen.

Esta semana representantes de la UE y del Reino Unido iniciaron una novena ronda de negociaciones en Bruselas para tratar de definir cómo será la relación pos-Brexit entre Londres y el bloque europeo.

Aún quedan incontables conversaciones sobre temas como la situación de los ciudadanos europeos en el Reino Unido y viceversa, reglas justas de competencia entre empresas, ayudas y subsidios estatales, así como el acceso de navíos pesqueros europeos a aguas británicas.

Si no hay un acuerdo comercial del Brexit para el 1° de enero de 2021, la isla saldrá de la transición sin ese pacto y bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Una salida de la UE sin acuerdo comercial podría tener a largo plazo un costo económico casi tres veces superior que el impacto de la actual pandemia de coronavirus, alertó un estudio del instituto de investigación independiente "The UK in a Changing Europe".

Más de 7.500 empleos en el sector de las finanzas ya fueron deslocalizados del Reino Unido a otros países de Europa debido al Brexit, estimó la consultora EY en un trabajo publicado ayer.