El tesorero Sergio Tartaglia ratificó que “como les había adelantado, los clubes aceptaron la propuesta para abonar en julio y en agosto una cuota de $ 3.000 para que la Liga Villamariense pueda hacer frente a los costos fijos que tiene”.

Aclaró que “los mismos oscilan los $ 60 mil mensuales y como pueden incrementarse por cargas sociales de los empleados, quizás se incremente también en agosto. Pero esperamos que a esa altura tengamos certezas acerca de la continuidad de la actividad”.

Al respecto el presidente de Colón, Juan Carlos Amante, sostuvo que “todos los clubes apoyamos la propuesta de Sergio Tartaglia. No hay otra forma de afrontar los costos fijos”.

Acuerdo en la Liga

Si bien aún no surgió fecha de la asamblea para elegir presidente, Tartaglia señaló que “hice una presentación de los números actuales. Algunos comprobantes serán evaluados en la próxima reunión”.

Aclaró que “la primera cuota iba a ser un poco más alta para hacer frente a la certificación del balance contable, pero como IPJ aún no atiende, propusimos $ 3.000”.

“Fue una reunión informativa. Ya tenían los comprobantes. No hubo objeciones y se evacuaron todas las preguntas. Noté que quedaron satisfechos con lo explicado”, dijo.

El mayor inconveniente es que “hay clubes que adeudan. Hicieron un plan, pero dejaron de pagar las cuotas por la pandemia. Veremos la forma de refinanciar cuando se reanude la actividad”.

Resaltó que “los clubes se esmeraron en pagar a la Liga en este momento complicado”.

Con respecto a otras deudas, precisó: “Hubo un reclamo laboral de un par de exempleados. Ya se llegó a un acuerdo con la exempleada, y resta acordar con un exempleado que reclamó por un período anterior al de nuestra gestión”.

Lo que se lee ahora