Nacionales | Alberto Fernández | Cristina Kirchner |

Alberto Fernández negó un distanciamiento de Cristina y dijo "una vez me fui, dos no"

Advirtió que "se equivoca" el que piensa que se apartará de su vicepresidenta, ya que "lo que más necesitamos es estar unidos, creo en los proyectos colectivos. En este tiempo me ha tocado estar al timón, pero soy parte de él"

El presidente Alberto Fernández advirtió ayer que "se equivoca" el que piensa que tomará "distancia" de su vicepresidenta Cristina Kirchner, ya que "lo que más necesitamos es estar unidos, creo en los proyectos colectivos. En este tiempo me ha tocado a mí estar al timón, pero soy parte de este proyecto. Una vez me fui, dos veces no me voy", aseguró.

"El acto del 17 (de octubre, por el Día de la Lealtad) es de todos noso-tros. Si alguien está pensando hacer un acto para que yo tome distancia de Cristina (Kirchner), se equivoca, porque no lo voy a hacer. Lo que más necesitamos es estar unidos", resaltó Fernández.

En una entrevista que publicó el portal El cohete a la luna de Horacio Verbitsky, Fernández precisó: "Si hay algún compañero en la CGT que piensa que la solución es tirar a otro compañero o compañera por la ventana, conmigo no cuenten, porque aquí hacemos falta todos".

Mensaje a la CGT

"Si quieren fortalecer al Gobierno a través de mi persona, bienvenido sea. Pero que nos fortalezca a todos", apuntó el jefe de Estado, y destacó que es un "descreído de los personalismos" porque cree "en los proyectos colectivos".

En esa línea, el Presidente destacó que "en este tiempo" le tocó "estar al timón", pero es "parte de este proyecto", y amplió: "Una vez me fui, dos veces no me voy. Este es mi último proyecto, para que todos juntos no permitamos que el conservadurismo vuelva a hacerse cargo de la Argentina nunca más".

Fernández afirmó no piensa "exactamente igual" a la vicepresidenta, pero destacó: "En lo básico y en el compromiso central no tenemos ninguna fisura".

Sobre la situación de los traslados de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, Fernández consideró que "evidentemente la Corte (Suprema) debería leer que los tribunales inferiores no están pensando como ellos, y en esos tribunales ninguno puede estar acusado de simpatizante del Gobierno".

"Estoy hablando de (el juez Martín) Irurzun y de jueces de la casación, no de jueces que uno pueda pensar que son simpatizantes del Gobierno. Quiero tener una Justicia de jueces probos y de jueces dignos", resaltó.

Por último, aclaró: "No tengo ganas de nombrar amigotes que me den tranquilidad, porque como yo no vine a delinquir voy a irme con la frente en alto porque no me voy a llevar nada que no sea mío. No voy a permitir que en mi gobierno alguien lo haga, y si alguien lo hace voy a ser el primero en sancionarlo".

Ordenar el mercado del dólar

En otro orden afirmó que en la Argentina es necesario "ordenar el mercado de divisas" para lo cual, consideró, será "fundamental" un programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El mercado de las divisas está muy desordenado y debemos ordenarlo. De hecho hay cuatro valores distintos", dijo Fernández en una entrevista con el portal El Cohete a la Luna, en la que señaló que "el problema central es que como hay varios valores del dólar, la gente termina confundida y los medios inducen a pensar más en el dólar blue".

El Presidente destacó que entre la elección primaria de agosto y el 27 de octubre en que ganó la elección "se fugaron 23.000 millones de dólares que dejaron salir tratando de sostener un dólar que no pasara de los 60 pesos".

"Cuando nosotros llegamos en diciembre nos encontramos un Banco Central lánguido, sin reservas, vacío, con pocos dólares de libre disponibilidad. Y nosotros queremos privilegiar el uso de esos dólares en la compra de insumos para la importación, fundamentalmente", explicó.

Además, dijo que "hay una demanda sostenida de argentinos que quieren ahorrar en dólares", lo que motivó la implementación para el atesoramiento de divisas el impuesto país y un 35% de anticipo del impuesto a las ganancias.