Policiales | Alcira Gigena | abigeato | Patrulla Rural

Alcira Gigena: un celular olvidado, la clave para detener a un grupo de cuatreros

Tres sujetos mayores de edad y un menor fueron atrapados por un caso de abigeato.

Cuatro sujetos, entre ellos un menor de edad, fueron detenidos en las primeras horas de ayer acusados de cometer un hecho de abigeato en la zona rural de Alcira Gigena.

Un teléfono celular olvidado en un automóvil se convirtió en una de las claves para atrapar al grupo de cuatreros.

Los imputados son dos hombres de Río Cuarto, de 31 y 25 años, y un joven de 21 años oriundo de Gigena.

A los tres los acusan de abigeato agravado, mientras que un menor de 14 años, riocuartense, fue identificado, puesto a disposición de la División Juveniles y restituido a los padres.

Abandonaron un auto

Personal de la Patrulla Rural Sur recorría un sector próximo a Alcira Gigena, el domingo cerca de las 23, cuando encontraron un Ford Fiesta abandonado.

En el auto había un cuchillo con sangre y un ternero muerto, precisaron fuentes vinculadas con la investigación. A unos cien metros, los uniformados hallaron otro bovino sacrificado.

abigeato gigena.jpg
En el asiento trasero del auto había un ternero muerto.

En el asiento trasero del auto había un ternero muerto.

Los pesquisas iniciaron averiguaciones por un presunto caso de abigeato y dieron con un productor de 62 años como damnificado del ilícito.

Las fuentes describieron que en el interior del Ford Fiesta quedó un celular olvidado, al cual se comunicó una mujer familiar de quien figuraba como dueño del vehículo. Estas pistas resultaron fundamentales para ir en busca de los sospechosos.

Ya era la mañana del lunes cuando policías de la Patrulla Rural atraparon a tres de los sujetos en Coronel Baigorria.

Junto con personal de la Comisaría de Alcira Gigena, los efectivos aprehendieron al cuarto investigado a la altura del kilómetro 623 de la autovía Juan Bautista Bustos. “Estaba en la mano que va hacia Río Cuarto, cerca del arroyo Chucul”, comentaron las fuentes.

“Tenían la ropa manchada con sangre y barro”, detallaron los informantes. Las actuaciones fueron completadas en sede policial de Gigena, con conocimiento de la Fiscalía de Turno de la ciudad de Río Cuarto, que ordenó el secuestro de los diferentes elementos probatorios recolectados por los uniformados en el marco del operativo que concluyó en las primeras horas de ayer.