Tranquera Abierta | Argentino | maíz | Chicharrita

Maíz: 80% de los lotes de Río Cuarto tienen afectación de spiroplasma

Es el departamento con más producción del cereal en la provincia, por eso hay alerta roja

Aunque hay una coincidencia absoluta de que el mayor impacto por la presencia de spiroplasma en los lotes de maíz se dará en el centro norte de la provincia, ayer Tranquera Abierta confirmó que los relevamientos realizados en el departamento, que es el principal productor de maíz de la Argentina, arrojaron como resultado que en el 80% de los lotes tienen afectación de la enfermedad, en mayor o menor medida.

En la semana se conoció un trabajo de campo realizado por la Bolsa de Cereales de Córdoba en donde se estimó que la pérdida total que sufrirá la cosecha de maíz este año por efecto de la chicharrita asciende al menos a 6 millones de toneladas y unos 1.130 millones de dólares. Ese informe explicó que la enfermedad era mucho más severa en el centro norte. Sin embargo, desde la propia Bolsa de Cereales, la responsable de estimaciones agrícolas, Silvina Fiant, confió a Tranquera Abierta que en el caso de Río Cuarto “tenemos una afectación de 80%. Es menor que la zona norte, pero igualmente es muy alto”, lo que terminó de encender las luces de alerta en términos productivos. El peso de Río Cuarto en el volumen final de la cosecha es significativo para Córdoba.

Con respecto a la gravedad de la situación en el departamento, con respecto al norte provincial, de todos modos Fiant aclaró: “No me atrevería a decir que es menos grave. Hoy se ve menos daño, pero tal vez falta que se evalúen las mazorcas deschaladas y allí empezará una nueva cuantificación del daño. La mayoría del daño de hoy se refleja en síntomas foliares”, indicó la especialista, al tiempo que aclaró que aún falta más información que refleje el verdadero impacto a nivel de llenado de granos.

Con respecto a qué se considera “afectación”, Fiant respondió: “80% de afectación se refiere a la proporción de lotes en los que se observan síntomas compatibles con Spiroplasma. No es presencia de vector, aunque de manera indirecta podría entenderse que estuvo o está presente la chicharrita”, explicó.

En la provincia

La Bolsa de Cereales de Córdoba había anticipado un severo recorte en la proyección de cosecha de maíz esta semana luego de sopesar la profundidad del impacto del spiroplasma. Mientras en marzo calculó una producción para la provincia de 23 millones de toneladas, ahora la recortó a solo 17 millones, mayormente explicado por la chicharrita.

En el cálculo realizado en los primeros días de abril se estima un rinde de 73,5 quintales por hectárea. Si bien eso supera en más de un 50% al de la campaña precedente dominada por la sequía, los 17 millones de toneladas que se esperan ahora “acusan un recorte de 6 millones respecto al techo calculado el mes pasado, y es posible que se continúen registrando mayores caídas tanto en área como en rendimiento conforme avance la cosecha. El rinde de este mes puede no reflejar aún la totalidad del daño por spiroplasma”, advierte el trabajo, que no descarta nuevos ajustes a medida que avance la cosecha.

Con ese recorte en el volumen de toneladas, la Bolsa calculó el valor bruto de la producción (VBP) del maíz (multiplicando la producción estimada por el precio de exportación a cosecha), el cual representa los ingresos teóricos totales para todos los actores de la cadena, incluido los derechos de exportación.

A la primera quincena de marzo el VBP se ubicaba en torno a los US$ 4.360 millones. En la actualidad, tras el recorte en la producción, dicho valor se estima en US$ 3.230 millones, lo cual representaría una caída de US$ 1.130 millones para Córdoba. Eso, por ahora.

Por otro lado, multiplicando la producción estimada por los precios disponibles esperados a cosecha, se obtiene el ingreso bruto de los productores (IBP). Esta variable representa la porción del ingreso total que obtendrían aquellos agentes que participan en la producción, comercialización y transporte al puerto del cereal. Actualmente, dicho valor se estima en US$ 3.000 millones. Si se lo compara con lo estimado a la primera quincena de marzo, momento en el cual rondaba los US$ 4.060 millones, la pérdida en los ingresos se ubicaría en US$ 1.060 millones.

La pérdida en el valor bruto de la producción de la región centro-norte de la provincia (la más afectada por spiroplasma) sería, por el momento, de US$ 568 millones.

A nivel departamental hay variadas diferencias de impacto, aunque el vector se encuentra en casi toda la provincia.

Mientras el foco de mayor afectación de la chicharrita es el norte y noreste, con severos ataques y pérdidas, hacia el centro y sur, el impacto es claramente menor. Pero en departamentos como San Justo ya se recortaron 156 millones de dólares en el Valor Bruto de Producción y en Río Primero, 145 millones. Son los dos que lideran las pérdidas económicas. Luego, Tulumba, Totoral y Río Segundo se ubican por encima de los 60 millones de dólares de pérdida.

Vale destacar, como lo hizo Fiant, que habrá qu esperar algunas semanas para conocer el impacto final en el principal departamento productor de maíz que es Río Cuarto.

“La zona centro norte de la provincia de Córdoba, cuya proporción de siembras de maíz tardío fue de 92%, vio disminuida su producción desde la primera estimación a comienzos del mes de marzo en un 50%”, remarcó el trabajo.

Según la diferencia entre superficie sembrada y cosechable, un 27% corresponde a superficie perdida y destinada a forraje. Las causas más informadas de dichas pérdidas fueron spiroplasma, sequía y, principalmente en la zona sur, granizo.

En la clasificación sobre el estado de los lotes, “regular” y “malo” tuvieron un incremento de 13 puntos con respecto al mes de marzo, siempre con mayor afectación en la zona norte.