Villa María |

Arroyo lamentó la falta de apego a los protocolos y pidió vacunarse

El titular del Pasteur dijo que luego de un tiempo sin internaciones comenzaron a ocuparse camas. Destacó además que la vacunación evita que los cuadros sean graves y pidió aplicarse los refuerzos. "La pandemia no pasó", insistió

“La pandemia nunca pasó, y si bien a nivel social se ve una subestimación de lo que puede presentarse en los próximos días o meses, en salud nunca dejó de ser una preocupación”, admitió Sergio Arroyo, director del Hospital Pasteur. Admitió que luego de transcurrir varios días sin pacientes internados, “desde hace un mes se empezaron a internar nuevamente”.

En la charla con este medio, explicó que en la actualidad hay cinco casos con variante Delta, y que por ahora no recibieron a ninguno con Ómicron. Sobre los cinco contagios que demandaron asistencia médica, Arroyo explicó que “uno no se encontraba vacunado, y los otros cuatro tenían el esquema de las dos vacunas completas, sólo les faltaba el refuerzo de la tercera dosis”.

Ante ello, remarcó que desde el ámbito sanitario “hacemos hincapié en la importancia de completar el esquema de vacunación, con el refuerzo de las terceras dosis, de acuerdo a las pautas para grupo. Pero también es necesario cumplir con los protocolos en todos los ámbitos, ya que se está relajando –la sociedad- y no se aplica por ejemplo el correcto uso del barbijo o el distanciamiento social”.

Entendió además que en la actualidad se percibe en algunos casos “aglomeración de personas, lo que deriva en una falta de apego a los protocolos. Entonces cuando se detecta un caso positivo, el número de contagiados aumenta” justamente ante el incumplimiento de las normas actuales. Tras destacar que Ómicron es “sumamente contagiosa” resaltó que la preocupación aumenta ya que “si a uno le da positivo, el número de contagios que esa única persona da es altísimo. En ese sentido es necesario hacer hincapié en las medidas de protección, principalmente el barbijo y el distanciamiento social, a los fines de evitar ser contactos estrechos y contagiarnos”.

Aplicarse la vacuna

De manera diaria, los agentes sanitarios realizan un control de la ocupación de camas en el territorio provincial, que marca la evolución en cierto modo de la contagiosidad. Al respecto, Arroyo destacó que “de haber 28 pacientes internados hoy hay 55, entonces se duplicó. De igual manera, no esperamos que los porcentajes de ocupación sean como la Delta, ya que tenemos la población vacunada en un porcentaje alto, y con las dos dosis”.

En ese aspecto, entendió como fundamental y prioritario la necesidad de completar el esquema “en los grupos que aún no lo hicieron, principalmente los jóvenes, que se pusieron una dosis pero no la segunda. Esperamos que el efecto a nivel sanitario no sea tan alto, teniendo la población vacunada”, dijo, y entendió que si bien “habrá un alto número de enfermos, esperemos que no sean neumonías graves como se dieron con la variante Delta”.

Sobre el nivel de ocupación de camas en la actualidad, principalmente en el sector de terapia intensiva, Arroyo explicó que el lunes recibió el alta “la única que teníamos. Ahora tenemos un par de pacientes que están en carácter de sospechoso, pero Covid positivo por ahora no tenemos ninguno”.

A criterio del especialista, la sociedad debe entender “que la pandemia nunca pasó. Si bien tuvimos estos meses de un número de casos menor, todavía queda un camino por delante hasta que la población esté vacunada y no aparezcan variantes que puedan traer aumentos de casos. Hay que concientizar a la gente de que la pandemia está entre nosotros, seguir cuidándonos desde la aplicación de protocolos pero también manteniendo los esquemas de vacunación completos”.

Sobre el índice de vacunación en los agentes sanitarios que cumplen tareas en el Pasteur, Arroyo explicó que “es mayor al 90%” la cobertura, mientras avanza la aplicación de manera diaria y de acuerdo al cumplimiento de los plazos establecidos entre cada dosis. Con relación a si el abordaje de una variante distinta a las ya tratadas demanda una atención especial por parte del personal médico, indicó que el tratamiento “es el mismo, porque hablamos del mismo virus. Lo que varía es la forma de replicarse, de contagiar al otro, es decir más fácil de traspasar de una persona a otra. Cuando la población esté vacunada, no le dará al virus la posibilidad de variar y se anularía al entrar en contacto con un organismo”.

Destacó al respecto que no se percibieron neumonías graves en pacientes internados, sí de tipo moderado y lo ligó directamente a la vacunación entendiendo que dicha medida de protección permite que las enfermedades no sean graves.

Lo que se lee ahora