Nacionales | banco | convenio |

Banco Nación incluyó un cupo laboral para las personas trans

Es a partir de un convenio con la Bancaria y en un proyecto del que participaron el Inadi y la Federación Argentina LGBT. No puede ser menor del 1% de todo su personal

A partir de un convenio firmado por el Banco Nación con el gremio de la Bancaria, y con la participación de organismos como el Inadi y la Federación Argentina LGBT+, la entidad contará con un cupo laboral para personas trans que no debe ser menor al 1% del total del personal. Es una medida que tendrá impacto en todo el país y que se acerca al proyecto de la inclusión laboral para esta comunidad planteada en el proyecto de ley integral trans en el Congreso de la Nación.

Una de las impulsoras de la iniciativa, Ornella Infante, directora nacional de Políticas y Prácticas Antidiscriminatorias del Inadi (Instituto Nacional Contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo), explicó: “El convenio nace a partir de una demanda que hago en el banco ante la nueva gestión, dado que durante la de Mauricio Macri no se me respetó la identidad durante 4 años en la Cámara de Diputados, reclamé el cambio registral y no fue posible, hasta que iniciamos la demanda desde el Inadi junto a Victoria Donda”, y agregó: “Nos pusimos en comunicación con el presidente del Banco Nación que me puso en constante contacto con sus asesores y en conjunto comenzamos a trabajar en este sentido. Estaba el programa ‘Potenciar Trabajo’ y habíamos tenido diversos reclamos de la población trans por faltas de respeto a su identidad”.

- ¿Cómo fue el proceso de trabajo para llegar al proyecto que presentaron?

- Trabajamos con los equipos de comunicación y los asesores y voceros del banco, que se sensibilizaron y comenzaron a construir este cupo junto a Thomas Casavieja, militante del Centro por la Igualdad, y nació esta iniciativa que por supuesto nosotros celebramos y acompañamos. Es una posibilidad para un sector postergado de la sociedad de transitar un lugar que sabemos no todos pueden transitar, como son los pasillos de los bancos. Obviamente las personas trans van a rendir exámenes y todos los concursos que demanda la Bancaria o el sistema de contratación del banco, pero es una de las barreras culturales que estamos derribando al lograr la contratación.

- El hecho de que se inicie desde un banco como el Nación, ¿sirve de ejemplo para que se replique en otras entidades privadas?

- Por supuesto, siempre hay que empezar por casa, si las entidades que tienen que ver con el Estado no llevan adelante políticas de inserción, es muy difícil que otras empresas tomen la misma decisión. Ya hemos tenido experiencias en Neuquén y Río Negro con empresas de cobro electrónico en las que trabajan chicas trans, con un desempeño como el de cualquier otra persona. Pero el estigma, prejuicio y discriminación hacen que tengamos que idear políticas exclusivas de cupo para que podamos derribar una deuda histórica que tienen el Estado y el sector privado en materia de inserción laboral para quienes somos parte de la disidencia, puntualmente de la transexualidad.

Infante señaló que si bien al momento de la firma de este convenio le toca ocupar una función pública, “soy una militante trans y este trabajo se complementó con los miles de compañeros y compañeras que ingresaron a un programa de gobierno que tiene un acompañamiento y desarrollo para personas trans y para toda la sociedad, sumado a que se haya podido sensibilizar a las autoridades del banco sino también al gremio, que sabemos que nuclea a todos los trabajadores”, explicó y consideró clave la voluntad de la gestión de Alberto Fernández, sobre la que sostuvo: “Siempre se trabajó con una perspectiva de derechos humanos y de diversidad”.

- ¿Se trata de un convenio que alcanza a todas las ciudades del país?

- Es para toda Argentina, lo que nosotras trabajamos desde la Federación Argentina no apunta a acompañar políticas solamente para Capital Federal, son para todo el país.

Algunos puntos del convenio

El convenio establece que el cupo no debe ser inferior al 1% del personal del banco, con el requisito de que sean mayores a los 18 años y cumplan con los requerimientos de la entidad en cuanto a la idoneidad para el cargo que ocupe. “Toda persona tiene derecho al trabajo digno y productivo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo, sin discriminación por motivos de su identidad de género”, sostiene el convenio en uno de sus fragmentos.

Por otra parte, señalaron que se creará un comité que articulará con los organismos vinculados al trabajo con las personas trans, para establecer programas de acceso para quienes cumplan procesos de formación laboral.