Río Cuarto | biocombustibles | Etanol | aumento

Biocombustibles esperan un ajuste para las próximas horas

El único aumento que la Secretaría de Energía de la Nación habilitó hasta aquí para los biocombustibles (etanol y biodiesel) fue hace más de 30 días, a mediados de octubre, y fue del 10%, después de 10 meses con valores congelados en una industria que viene atravesando serias dificultades por la escalada de costos, especialmente de sus materias primas, maíz y soja en particular.

Sin embargo, cuando aumentaron a mitad del mes pasado, las petroleras rápidamente ajustaron los valores de los surtidores “por el incremento de los biocombustibles” que forman parte de sus costos, ya que el 12 por ciento de un litro de nafta es etanol y el 10% de un litro de diesel es biodiesel.

Lo cierto es que la situación de los biocombustibles se deterioró con fuerza en 2020 por el desplome de las ventas, el alza en los commodities y el congelamiento de precios. Por eso la industria del biodiesel, por ejemplo, permaneció gran parte del año paralizada, mientras las plantas de etanol alternaron actividad y freno a lo largo del año. Por eso en las últimas semanas el sector insistió con la necesidad de recomponer los precios.

Eso se esperaba, según explican empresarios de los biocombustibles, para las últimas semanas. Pero ayer creían que de la mano de estas subas en los combustibles fósiles, podría darse ahora.