Arquitectura | blanco | color | cocina

Blanco y madera, el match perfecto para una deco segura

El color blanco y la madera son una de las combinaciones más atractivas y una apuesta segura a la hora de decorar. Hoy te contamos algunos tips para aplicarlos en tu hogar y lograr ambientes bellos y acogedores.

El blanco es un color que siempre se ha utilizado en diferentes estilos decorativos por ser un color comodín. Principalmente el blanco se utiliza en techos, paredes y en una gran variedad de muebles y accesorios. El blanco hace que un espacio sea visualmente más amplio, más limpio, más puro y luminoso, y al ser un color acromático combina muy bien con el resto de colores.

La madera es un material cálido, resistente, fácil de combinar y su estética acerca la naturaleza al interior de los hogares. Se utiliza en suelos, muebles, complementos decorativos e incluso en revestimientos de paredes. Existen una gran variedad de maderas pero actualmente las maderas claras son las más empleadas, ya que aportan un plus de calidez y luminosidad.

El blanco y la madera crean ambientes muy elegantes y acogedores. Se caracterizan por ser espacios sencillos, confortables y funcionales, que buscan potenciar al máximo la luminosidad y son una de las combinaciones más atractivas.

Por otro lado, el contraste entre el blanco y la madera combina con cualquier color por lo que podrás agregar toques de color, a través de los textiles, accesorios de decoración, que lograrán romper la monotonía visual y darle un estilo más alegre.

Cocina

Los muebles blancos siguen siendo los grandes ganadores a la hora de reformar la cocina por ser atemporales y además combinan a la perfección con todo tipo de colores. Sin embargo, tanto blanco, muchas veces se hace necesario contrastar.

La madera es capaz de restar frialdad al color blanco. Una forma de añadir calidez con pequeños toques a tu cocina, es colocar una encimera de madera. También podés incluir desde pequeños elementos decorativos, como tablas o frascos con tapas de madera, hasta taburetes en el caso de que cuentes con una barra de cocina o isla. Si además añadís algún toque verde con plantas, tendrás una cocina estrella.

Habitación

A la hora de decorar una habitación el recurso más sencillo es el de utilizar el color blanco de base, para pintar las paredes y el techo, de esta forma con el lienzo en blanco el resto de los elementos que quieras sumar serán los encargados de darle personalidad a tu habitación.

“Con este dúo, podrás conjugar el blanco y la madera en diferentes estilos decorativos siempre buscando aquellas combinaciones que mejor se adapten a tu hogar.”

Con el blanco de base, aportarás luminosidad y amplitud visual natural al espacio. El consejo es que ahora sí, te animes a sumar mobiliario en madera como la mesa de luz, el cabecero, una cómoda, un espejo de píe con marco de madera, accesorios, macetas, repisas, etc.

Tu habitación puede convertirse en ese espacio para descansar siguiendo estos tips de interiorismo - Imagen Pinterest.jpg
Tu habitación puede convertirse en ese espacio para descansar siguiendo estos tips de interiorismo - Imagen Pinterest

Tu habitación puede convertirse en ese espacio para descansar siguiendo estos tips de interiorismo - Imagen Pinterest

Otra opción es agregarle los tonos neutros a los cubrecamas, alfombras y almohadones, dando como resultado un ambiente sobrio y sereno ideal para descansar de tu rutina diaria.

Recibidor y rincones

El recibidor, es uno de los espacios del hogar al que menos importancia le damos y es ideal para una mini intervención. Si es pequeño podés pintarlo de color blanco para ganar amplitud. Coloca un mueble funcional en tonos de madera natural clara. Y una alfombra de tonos claros también puede darle un toque acogedor. Esta misma fórmula podés aplicarla a cualquier rincón de tu hogar que este en desuso y convertirlo en un rincón chic con pocos materiales.

Living con estilo

En el living, depende mucho de las dimensiones que tengas, pero si querés ganar luz, el blanco es tu color. Muchas veces para dar profundidad pintamos una pared de un color, pero esta técnica se está remplazando por forrar una pared de madera. Los pisos de madera son ideales para incluir en el living de casa y contrastarlo con muebles de color blanco con toques de madera natural u otros materiales naturales, como puede ser, la fibra o el yute.

La madera es un material noble y sobrio - Imagen El Mueble.jpg
La madera es un material noble y sobrio - Imagen El Mueble

La madera es un material noble y sobrio - Imagen El Mueble

Ideal sumar muebles con personalidad

Si tenés algún mueble o piezas con personalidad, como un sillón de terciopelo en algún color imponente o una cómoda vintage, son ideales para sumar a una habitación en donde es importante que tenga una base blanca o de tonos neutros, ya que cede el protagonismo a la decoración, en este caso un mueble que quieras destacar. De esta forma lograrás un equilibrio mezclando los tonos de estas piezas especiales con muebles de madera, que dan un plus de calidez.

Diferentes tipos de madera y blancos

Por supuesto, a la hora de combinar estos elementos podrás optar por toda la gama de blancos y por todo tipo de maderas, oscuras, industriales, refinadas, lacadas, vetadas, al natural, etc. Lo cierto es que las tendencias actuales apuestan por mezclar blancos con maderas claras.

El blanco y la madera crean ambientes muy elegantes y acogedores - Imagen Kibalion.jpg
El blanco y la madera crean ambientes muy elegantes y acogedores - Imagen Kibalion

El blanco y la madera crean ambientes muy elegantes y acogedores - Imagen Kibalion

A pesar de que se trata de dos polos prácticamente opuestos, el color blanco proporciona frescura, la madera aporta calidez, combinando ambos elementos se logran decoraciones equilibradas y armoniosas, precisamente lo que solemos buscar en nuestro hogar.

POR JULIETA VARRONI

LIC. EN DISEÑO Y PRODUCCIÓN DE IMÁGENES