Deportes | Boca | Alem | deporte

Hace 40 años Boca venció 2-1 a Alem

El tiempo pasa, pero ese duelo quedó marcado a fuego en la memoria de los amantes del fútbol de "las Villas". El duelo tuvo varias anécdotas imperdibles, que rescató con lujo de detalles Héctor "Lungo" Abate Daga

Pasaron 40 años de aquel partido que Boca le ganó 2-1 a Alem, pero en la memoria del futbolero quedó registrada eternamente.

Fue en una colmada Plaza Ocampo, donde los xeneizes, dirigidos por Silvio Marzolini (ese año lograrían el Metropolitano de la mano de Diego Maradona), se enfrentaron a los tricolores, que iban ganando al cabo de los primeros 45’ y le dieron dura batalla hasta el último minuto, cuando el tucumano Alé (había abierto el marcador a los 7’) disparó suave a las manos de Osvaldo Santos un penal.

Detrás de ese penal hay una historia. Boca venía de un mal año y en esa gira por el interior había sufrido derrotas impensadas. Llegó a Villa María con varios cracks, pero también con jugadores que poco después se irían en parte de pago por Maradona a Argentinos Juniors, como Salinas, Zanabria y Randazzo.

El Boca campeón tuvo otras caras en 1981, que se incorporarían (Brindisi, Escudero, Morete, Trobbiani, Krasouski) o no vinieron esa noche a la ciudad (Gatti o Ruggeri), pero también Alem jugó con pocos de sus ídolos que venían de consagrarse campeones en la Liga y los dirigió un improvisado DT (Mayal), que fue puesto a dedo por la organización.

Cuenta “Lungo” Abate Daga: “Muchos se fueron del vestuario de Plaza Ocampo al ver la desorganización que había. Estuvimos a punto de irnos todos los de Alem de la cancha, pero le dije al ‘Mono’ Mazzini : ‘¿Cuántas veces vas a enfrentar a Boca?’ Era un sueño”.

Recuerda: “Llegué a Plaza Ocampo y cada dirigente caía con un jugador. Alem no había empezado la pretemporada, nos invitaron a jugar ese partido y fui. Entré al vestuario y había 32 jugadores. Los conté yo. No estaban el DT, ni ‘Pipío’ Martínez, ni ‘Cachorro’ Lupo. A la mayoría no los conocía. Y seguían llegando jugadores, hasta que cerramos la puerta”.

“El presidente de Alem era Carlos Zanotti, que era fana de Boca. Era amigo del secretario de Boca, que jugó en Río Cuarto. Un par de días después vinieron a la Plaza. Sólo la línea de 4 y el arquero eran de Alem. Otros fueron al banco”, precisa.

Resalta: “Ese Boca fue campeón y el subcampeón fue Ferro, dirigido por Griguol, al que un par de semanas después también nos enfrentamos y empatamos 1-1”.

“Contra Boca marqué a Outes y Gareca y contra Ferro, a Márcico. Los tres se quejaban, pero Alem muerde todo el partido y juega siempre a muerte”, dice.

Explica: “Bella le puso una pelota a espaldas de Mouzo a Alé y el tucumano evitó el achique que tiró Boca y puso el 1-0. Antes de los 10’, Bella se perdió un mano a mano. La cancha se caía. Lo estábamos paseando. Ellos empezaron a insultarse. Se ‘calentó’ el partido. A Outes lo levanté para arriba y el presidente de la Liga, Juan Carmona, me gritaba: ‘Despacito, Lungo’. Nos empató Tesare desde lejos y con una pelota parada se pusieron 2-1 con gol de Alves”.

Señala: “El utilero de Alem, el ‘Zurdo’ Heredia (era boxeador), era muy hincha de Boca. Y tiró para arriba el bolso del médico cuando hizo el segundo gol Boca. Lo queríamos matar con Mazzini”.

Dice: “El ‘Bava’ Forgione cobró un penal polémico para Alem en el último minuto. Lo fui a patear, pero el DT lo mandó a Alé. Escuché que Salinas le dijo: ‘Pateá a las manos del arquero, que si nos empatan nos echan a todos. Y lo pateó a las manos. Una masita”.

“Lungo” Abate Daga resalta: “Después fuimos a comer juntos. Boca pasó la noche en el Palace Hotel, pero varios se escaparon porque los invitamos a guitarrear. Los buscamos en un auto a ‘Pancho’ Sá, Gatti (estaban lesionados), Randazzo y Pernía. Hasta las 7 de la mañana estuvimos con ellos y ‘Pancho’ Sá fue la figura estelar: cantaba como los dioses”.

Los protagonistas en la Plaza

Aquella noche (20 de enero de 1981) en Plaza Ocampo, Alem dispuso en su formación de Miguel Ángel Montes, Antonio Mazzini, Héctor Abate Daga y Víctor Hugo Carlomagno y Jorge Gianandrea; Miguel Bella, Jorge “Mosquito” Rojas y “Tucumano” Alé; Alive, Hugo “Tula” Curioni y Aimar. Entre los que el improvisado DT (Mayal) dispuso que ingresaran, se destacan “Beto” Schibli, “Colorado” Bustamante, Fernández y “Cacho” Moreno.

La formación de Boca en Villa María, hace 40 años, fue la siguiente:

Osvaldo Santos; Vicente Pernía, José Luis Tesare, Roberto Mouzo y Carlos Héctor Córdoba; Jorge Benítez, Abel Alves; y Mario Nicasio Zanabria; Carlos Randazzo, Norberto Outes y Hugo Perotti. DT: Silvio Marzolini. Luego ingresaron Hugo César Alves por Roberto Mouzo, José María Suárez por Carlos Córdoba, Carlos Horacio Salinas por Jorge Benítez y Ricardo Alberto Gareca por Norberto Outes.

Goles: primer tiempo: 7’ Alé (A). Segundo tiempo: 25’ José Luis Tesare (B) y 36’ Abel Alves (B).

Expulsado: segundo tiempo, 42’ José Tesare (B).

Incidencia: segundo tiempo: 43’ Santos (B) le atajó un penal a Alé (A).

Plaza Ocampo fue testigo de la penúltima presencia de Boca, que volvería en 1984 para medirse con Unión Central, al que venció 4-3.

Previamente, había venido 3 veces más, con triunfos ante el Seleccionado de la Liga por 4-1 (‘61), y frente a River por 1-0 (‘63) y por 2-1 (‘66).

Alem lo tuvo en sus garras y esa visita de Boca será eterna.