Nacionales | Bolivia | Fernández | morales

Fernández acompañó a Evo hasta la frontera con Bolivia tras el exilio

En el puente internacional de La Quiaca en Jujuy que une con Villazón en Bolivia, el jefe de Estado argentino dijo que "el pueblo no se equivoca y ha vuelto por las urnas a reivindicar el proyecto que Morales representa".

En una acción de alto contenido simbólico, el presidente Alberto Fernández despidió ayer en La Quiaca, Jujuy, al ex mandatario boliviano Evo Morales, quien regresó a su país tras haber pasado 11 meses exiliado en la Argentina.

"El pueblo no se equivoca y ha vuelto por las urnas a reivindicar el proyecto que Evo representa", resaltó el jefe de Estado.

En el límite entre Argentina y Bolivia, en el puente que une La Quiaca con Villazón, Fernández destacó: "Es un día muy importante para todos, es muy lindo estar aquí, en este lugar límite de la Argentina. Y es muy lindo estar por este motivo, garantizar que nuestro querido compañero regrese a su patria, de la que nunca debió salir".

Los simpatizantes de Morales se ubicaron de un lado y del otro de la frontera entre Argentina y Bolivia y aclamaron al presidente argentino por haber cuidado de su líder político.

Luego de los discursos breves, Fernández caminó algunos metros junto a Evo Morales, que regresó a su país tras la asunción de Luis Arce como presidente.

"Gracias a todos los argentinos que me apoyaron. En poco tiempo demostramos que Bolivia tiene un futuro. Garantizamos la dignidad de un pueblo", dijo Morales al iniciar el acto, y agregó: "Nunca dudé de que íbamos a volver, pero no tan pronto".

Fernández sostuvo, por su parte, que "en los últimos 4 años América Latina fue desintegrándose en individualidades. Y, como bien dice Evo, somos parte de una patria grande, que quiere crecer, quiere justicia, quiere desarrollo, y no para algunos sino para todos. No queremos países para algunos queremos países para todos", destacó Fernández.

Consideró a Morales como "el verdadero presidente que representó las entrañas mismas de Bolivia, cuando Bolivia no se permitía esas cosas. Hizo un trabajo impresionante. Si hay un lugar en que las estructuras económicas y sociales cambiaron, ese lugar se llama Bolivia, y lo hizo cuidando la igualdad, el desarrollo y la justicia. Esto se puede hacer, Evo lo demostró, pero lo hizo tan bien que algunos se molestaron", subrayó.

"Somos parte de una patria grande que quiere crecer, quiere justicia, y quiere el desarrollo no para algunos sino para todos. Una patria que quiere abrazar a todos, y que cada uno de los latinoamericanos sea parte de este continente maravilloso", remarcó Fernández.

"No queremos países para algunos, sino países para todos, en los que todos puedan crecer y desarrollarse. Para lograr ese objetivo hay un instrumento que nunca debemos olvidar y que es el más importante con el que contamos, que se llama democracia, y es el deber de cada uno de nosotros ir en socorro de aquellos pueblos que se ven amenazados o directamente lastimados por levantamientos como el que sufrió Bolivia hace un año atrás", agregó.

Fernández estuvo acompañado por los ministros de Relaciones Exteriores, Felipe Solá; Interior, Eduardo de Pedro; Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; además del senador, Jorge Taiana, y el diputado, Eduardo Valdés.