Regionales |

Bomberos de la región, en la primera brigada de rescatistas “USAR” del país

Son 8 voluntarios de General Cabrera, Hernando y Los Cóndores que lograron la acreditación para ser parte del cuerpo especializado que interviene en grandes catástrofes

Oscar y Juan Oggero, de General Cabrera; Fabián y Javier Fernández, Miguel Oviedo y Juan Pablo Morales de Los Cóndores; Paul Palavecino y Octavio Macías de Hernando, todos bomberos voluntarios de la Regional 5, son parte del grupo de 43 efectivos de toda la provincia de Córdoba que a principios de noviembre logró ser la primera brigada de rescatistas, acreditada oficialmente, para trabajar en grandes catástrofes, que ocurran en cualquier parte del territorio nacional. 

En diálogo con Puntal, Oscar Oggero explicó que junto a un grupo de voluntarios fueron integrados a la  "Urban Search And Rescue” (USAR), que son brigadistas para la búsqueda y rescate urbano. 

“Trabajamos en estructuras colapsadas, en terremotos, inundaciones, derrumbes, distintos tipos de catástrofes”, precisó. Esta fuerza la integran 43 bomberos de toda la provincia de Córdoba, y de éstos,  8 pertenecen a la Regional Nº 5, que incluye a Río Cuarto.

“Tenemos gente de Hernando, de Los Cóndores y de General Cabrera". "Con Juan, mi hermano, hace dos meses que estamos en la brigada de la provincia de Córdoba. La misma que pudo certificar a nivel nacional; pero hay gente que hace 10 años que viene dando pelea y capacitándose para poder llegar a esto. Nosotros tuvimos la posibilidad de que fuimos invitados por estar en el mismo tipo de brigadas pero a nivel regional y fuimos invitados para trabajar en la brigada de la provincia". 



La única acreditada



“Decimos que la única brigada acreditada a nivel nacional es Córdoba. Nosotros ahora aspiramos a la certificación internacional. Somos la primera brigada acreditada en la Argentina y la segunda en Latinoamérica".

Oggero sostuvo que “es el sueño de todo bombero y todo brigadista poder llegar a ser algo tan grande como ser un brigadista nacional”.

Y precisó que en caso de catástrofes son convocados por alertas de colores. El brigadista está obligado a avisar  en su puesto de trabajo y solicitar el permiso, ya que se va a trabajar por varios días. 

“Cuando llegamos, somos revisados desde el punto de vista médico, y también el vehículo en el que nos trasladamos. Si bien anualmente tenemos que presentar unos estudios médicos complejos, nos vuelven a revisar para ver si estamos en condiciones o aptos para trabajar en emergencias". 

“En mi caso -dijo Oscar Oggero- quedé como oficial en seguridad. Y Juan se desempeña muy bien en herramientas, y le gusta muchísimo. Entonces trabaja en lo que es apuntalamiento, rompimiento, en donde se usa rotomartillo, martillo y cortafierro”.

Los voluntarios que representan a la brigada provincial reciben todo el equipamiento, ropa y combustible de la Provincia. Asimismo, poseen un colectivo para trasladar el material. 

 “En una reunión tuvimos que ir todos los líderes, codificar todas la herramientas y separarlas por cajones. Está todo guardado en el colectivo. Nuestra ropa también. El uniforme tiene nuestro nombre, y nosotros vamos y nos presentamos. Nos dan el uniforme, compuesto por casco, pantalón, chaquetilla; cuando regresamos de trabajar, devolvemos todo, ellos se encargan de higienizar todo y de volver a dejar preparado para nueva salida. Al ser nacionales podemos ir a cualquier lugar. Si somos convocados tenemos que estar”, detalló el voluntario cabrerense.

Oggero destaca la importancia de ser parte de USAR. "Nuestros compañeros bromean y nos dicen que ahora estamos esperando que haya algún terremoto para actuar rápido. Pero la verdad, esperamos que nos convoquen para realizar prácticas, y nunca tengamos que viajar por una catástrofe”.

El grupo ya tuvo sus prácticas en la ciudad de Mendoza, y años anteriores en San Juan y Buenos Aires.