Regionales | bomberos | mamá | nosotros

Otro niño de General Cabrera donó sus ahorros a los Bomberos

Dylan Galfré, con tan sólo cinco años, aprovechó que su mamá fue a hacerse socia de la institución y le envió el dinero envuelto en papel de regalo. “Mamá, llevale este regalito a los bomberos”, le dijo el pequeño a su mamá, Sonia Morán. En el interior del pequeño paquete había $ 1.500, destinados al cuartel de voluntarios de General Cabrera.

Sonia Morán describió ante Puntal lo que muchos vecinos del barrio Argentino conocen. "Dylan hace homenaje a los bomberos, cuando pasan frente a casa. Cuando los bomberos aislaban a los vecinos, él les convidaba tortas fritas, les daba café. Nosotros somos una familia humilde, pero todo esto al él le nace del corazón", contó la mamá.

El pequeño quiere ser socio porque siempre escucha a los bomberos, a la comisión, decir que no hay socios. La pandemia venía postergando el trámite. “Y esta mañana, Dylan se levantó con eso. Prendimos la radio y justo estaba el vicepresidente de Bomberos Gerardo Pachiotti, hablando que hacen falta socios. Bueno, le dije: ‘La mamá se va a anotar’, y él me dijo: ‘Llevale mi regalito, mamá’”.

Los $ 1.500 que donó los ahorró del dinero que le dan por ayudar en las tareas de la casa y también de lo que le regala su abuelo. “Tiene un amigo que hace comidas caseras, y él convida y por eso los chicos le dan billetes de $ 5, de $ 10 y nosotros después le vamos cambiando por billetes más grandes y así él va juntando”, detalló Sonia Morán.

Cuando suena la sirena convocando a los bomberos, Dylan sale presuroso en busca del casco que le regaló una vecina de General Deheza: “Tiene unas botas amarillas que me hizo comprar, una manguera, que cortó de la que tenemos para regar nosotros, y una escalera que la sacó de un mueble viejo. Y cuando suena la sirena, él va a su habitación y se pone las botas, el casco, busca la manguera y la escalera”.

Y anuncia a su mamá que se va a apagar incendios. “Él quiere ser bombero voluntario, en el futuro", dijo emocionada la madre.

Días atrás Felipe Urquiza, un nene de 9 años, también donó sus ahorros a los bomberos.