Nacionales | Boudou | derechos | Persecución

El oficialismo cerró filas en defensa de Amado Boudou

Mientras se espera la definición sobre si el ex vicepresidente Amado Boudou deberá o no volver a la cárcel, ya que el juez Daniel Obligado, quien regula la detención, dio ayer por confirmada su condena pero no adoptó resolución alguna, los partidos que integran el Frente de Todos, encabezados por el justicialismo, reclamaron ayer su libertad y lo consideraron víctima de una "persecución por recuperar los fondos de las AFJP".

“Expresamos nuestra preocupación ante la resolución de la Corte Suprema de Justicia, que afecta a nuestro sistema democrático, vulnerando derechos y garantías constitucionales", señaló el Frente de Todos, al hacer referencia a la ratificación de la condena de Boudou por el caso Ciccone.

Según entendieron los espacios que integran el frente oficialista, "este fallo de la Corte, sumado a otras graves actuaciones judiciales tales como la reciente aceptación de testimonios recogidos bajo presión, pone de manifiesto el sostenimiento del lawfare como instrumento de disciplinamiento y persecución hacia un proyecto político de ampliación de derechos para las mayorías y los más vulnerabilizados".

“La persecución política y el lawfare, como los que sufre y sufrió Amado Boudou por recuperar los fondos de las AFJP devolviéndolos a jubilados y trabajadores, atenta contra un Estado de Derecho que debe preservar la vida, las garantías y la libertad de las personas", expresaron en un comunicado.

Además, los integrantes de la coalición oficialista afirmaron finalmente que "con lawfare no hay democracia" y reclamaron "la libertad de Amado Boudou".

“Derechos pisoteados”

Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, cuestionó a la Corte por no “hacerse cargo de un proceso plagado de irregularidades y arbitrariedades", y consideró que “hasta que no logremos un funcionamiento claro y honesto del Poder Judicial en su conjunto, la sociedad entera será rehén de la duda y la desconfianza”.

"Amado Boudou, como cualquier otro ciudadano, merece que sus derechos no sean pisoteados” escribió Cafiero en su cuenta de Twitter. “Necesitamos juicios justos para volver a confiar", agregó el jefe de Gabinete.

Más temprano, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, salió en defensa del ex vicepresidente y reclamó que la Justicia pare la "persecución política" a través de sus fallos.

“Causas armadas, sentencias truchas, testigos falsos. Nada justo puede resultar de eso. Necesitamos justicia. Basta de persecución política. Se tiene que acabar el lawfare”, afirmó Kicillof en su cuenta de Twitter, donde se sumó al pedido "#ConAmadoNo", que se lanzó en apoyo al ex vicepresidente en redes sociales.

Por su parte, el referente de La Cámpora y ministro de Desarrollo de la Comunidad de Buenos Aires, Andrés Larroque, también rechazó el fallo de la Corte Suprema de Justicia que ratificó la condena de Boudou y expresó: "A Amado no le perdonan que haya recuperado los fondos de los trabajadores y terminado con un gran negocio".

Abrazo simbólico

Asimismo, organismos encabezados por la Liga Argentina por los Derechos Humanos, ATE Capital y Curas en Opción por los Pobres, que encabeza el padre Francisco "Paco" Oliveira, marcharon ayer al Palacio de Justicia para rechazar la decisión con un abrazo simbólico al edificio ubicado a trescientos metros del obelisco.

"No esperaremos que el juez le revoque o no la prisión domiciliaria. La mejor manera de apoyar a nuestro gobierno nacional y popular es combatiendo el lawfare que tanto daña la democracia", indicaron los organizadores en un comunicado que explicó la iniciativa.

Además de las organizaciones mencionadas, adhirieron al abrazo Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), el Movimiento Ecuménico por los DDHH y Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, entre otras.