Provinciales | Brasil | bioetanol | biocombustibles

En plena crisis del sector, Córdoba busca exportar bioetanol a Brasil

El gobierno provincial inició tratativas para venderle al país vecino 50.000 metros cúbicos de etanol de maíz. Así, busca sortear el complicado momento que vive la industria, que tiene los precios congelados desde el 2019

La industria del bioetanol, que ha cobrado fuerte relevancia en Córdoba en los últimos años, está en crisis por el congelamiento de precios que padece desde diciembre del año pasado. Algunas empresas se encuentran en situación alarmante y se vieron obligadas a detener la producción. Para tratar de evitar una situación irreversible, el gobierno de Córdoba puso en marcha dos iniciativas para sostener la actividad. Por un lado, impulsa una ley provincial de biocombustibles; por el otro, inició gestiones para exportar a Brasil 50.000 metros cúbicos de bioetanol y generar así ingresos genuinos que contribuyan a mejorar la situación actual y futura.

Eduardo Accastello, ministro de Industria y Comercio, inició las tratativas junto a la embajada argentina en Brasil y el objetivo es conseguir un cupo para el bioetanol de maíz provincial.

A comienzos de esta semana, el gobernador Juan Schiaretti, acompañado por Accastello y los ministros de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, y de Servicios Públicos, Fabián López, tuvieron un encuentro virtual con los representantes de la Cámara de Industrializadores de Granos y Productores de Biocombustibles en Origen y, de la Cámara Empresaria de Bioetanol de Maíz; con el objetivo de impulsar la norma provincial para el sector y de armonizar la nueva Ley Nacional que deberá aprobarse el año próximo.

Pero, paralelamente, se iniciaron las gestiones para que el bioetanol se exporte; actualmente, las plantas solamente venden su producción en el mercado interno, con un precio que fija el Estado y que está congelado desde el año pasado.

“Venimos trabajando con las empresas del sector tanto en el tema de la nueva ley de biocombustibles, que nos parece trascendente porque promueve e impulsa el autoconsumo como una especie de combustible cordobés. Por otro lado, la exportación a Brasil es un objetivo que planteó el gobernador Schiaretti para llevar adelante lo que sería una manera de remediar los costos de producción y también sacar los excedentes de la industria”, señaló Accastello en diálogo con Puntal.

El ministro agregó: “Las empresas han tomado esta gestión como un tema muy importante; sabemos que no es fácil pero las tratativas están en marcha. Si bien Brasil importa el 50 por ciento del bioetanol y toma la mayor cantidad de Estados Unidos, nosotros tenemos que ingresar en un mercado tan interesante como es Brasil, sobre todo en diciembre, cuando cae la zafra brasileña. Ellos necesitan comprar etanol y esto marca la trascendencia que le da Brasil a la política de los biocombustibles, porque hoy prácticamente el 50 por ciento del consumo en Brasil es justamente biocombustibles. Por eso somos tan defensores de proyectar una nueva ley, con nuevos cortes, que avance mucho más en los porcentajes establecidos en Argentina”.

El ministro provincial fue crítico porque en el país las “empresas que llevan adelante el manejo del combustible fósil” no están cumpliendo con el corte del 12 por ciento que establece la ley nacional. “Se han hecho estudios en distintas universidades y en algunas empresas prestigiosas de Córdoba que demuestran que los cortes establecidos no se hacen. Por eso nos parece muy importante que podamos lograr las exportaciones en el marco de la estrategia para promover fuertemente los biocombustibles para el autoconsumo y la exportación”, indicó Accastello.

Estratégico

El funcionario provincial manifestó que los 50.000 metros cúbicos que se fijaron como objetivo representan un volumen relevante para la industria del sector. “Permitiría no sólo que las tres grandes industrias de Córdoba y las más pequeñas puedan reducir sus costos de producción sino darles previsibilidad en que los excedentes le garanticen afrontar el impacto que ha tenido la suba de costos en el país. Esto le daría al sector la posibilidad de seguir invirtiendo y no estar en un momento complicado como el que viven hoy”, manifestó.

Para la provincia, el bioetanol se ha convertido en una producción estratégica porque, además del agregado de valor en origen y la dinamización de la cadena productiva, permite diversificar la matriz energética provincial y cuidar el ambiente ya que los biocombustibles contaminan un 80 por ciento menos que los combustibles fósiles.