Policiales | búsqueda | joven | Río

En el cuarto día de búsqueda, extienden el rastrillaje de la zona hasta 2000 metros del punto cero

Bomberos Voluntarios trabajan río abajo, desde donde se arrojó hasta una cremería. Y desde allí lo harán hasta unos 1.000 metros abajo, destacó el jefe del cuerpo Gustavo Nicola. Es el cuarto día de búsqueda

En el día de ayer, bomberos voluntarios de Villa María trabajo intensamente para dar con el joven Fabricio Cuello, que se arrojó a las aguas del Ctalamochita el pasado domingo y, desde entonces, no hay novedades de su paradero.

“Ayer trabajamos con drones, el equipo FASME, comunicaciones y rescate acuático” comunico el Jefe de Bomberos Voluntarios de Villa María.

Además, Nicola infirmó que Ingresaron dos lanchas y dos motos de agua al río para continuar con la búsqueda, “se rastrilla palmo a palmo el río, desde el punto cero (desde donde se vio por última vez al joven bañista), hasta a una zona que está dos mil metros abajo, y se va a continuar trabajando de esa manera” explicó.

Por otro lado, el Fiscal René Bosio, quien lidera la búsqueda e investigación del caso, expresó a PUNTAL VILLA MARÍA que la jornada término con resultado negativo.

“Hoy se reinicia a las 7 de la mañana. Participan alrededor de 100 bomberos, de los cuales 80 trabajan en el río y el resto están en el desarrollo logístico para mantener controlado el despliegue”, indicó.

“Tenemos esperanzas de que hoy tengamos resultados positivos, la búsqueda es difícil y el río esta crecido, la correntada es tremenda, muy fuerte”, dijo Bosio.

Y agregó: “Además hay muchas enramadas y muchos postes e islotes, por eso se hace difícil la búsqueda, pero se está rastreando metro por metro, los bomberos están dando todo de sí, incluso arriesgándose ellos mismos”.

“Vamos a seguir trabajando hasta lograr encontrar el cuerpo del joven”, remarcó el fiscal Bosio.

Cabe consignar que el joven es hijo del titular del cuerpo activo de Oliva, entidad que también presta colaboración al igual que el resto de las instituciones de la zona.

Búsqueda

El joven se arrojó al río a la altura de Estacia Yucat el día domingo, cuando compartía la tarde con cuatro amigos. Habían disfrutado de un asado y luego se bañaban uno por vez, hasta dejarse llevar por la corriente hacia unas ramas.

En una de esas arrojadas, el joven fue arrastrado y no pudo salir.

Las últimas busquedas se realizaron hasta última luz de los días que pasaron.

Se rastrilló la zona en la que cinco jóvenes fueron a pasar la jornada de sol el día domingo.

Desde el domngo último, se armó un centro de logística entre todas las unidades y se sumaron servidores públicos de distintas seccionales.

Además, el departamento de Drones para la vista aérea del lugar y del departamento de Rescate Acuático, con más de 30 bomberos y otros 20 servidores de apoyo, conjuntamente con efectivos de la Policía Departamental. Lamentablente, hasta el momento, no se dieron referencias de Fabricio.

"La búsqueda no es sencilla, porque el río está muy crecido y se hace dificultoso y peligroso para los bomberos", había dicho el fiscal René Bosio, quien estuvo presente en el lugar junto al prosecretario, Pedro Diana.

Según relató el fiscal Bosio a este medio, el rastrillaje se va a ampliar a la circunsferencia del terreno para hallar lo más pronto posible al joven bañista desaparecido.