Opinión | campaña | Llamosas | ciudad

Si bien se iniciará en agosto, en los hechos la campaña arrancó

Los fallos judiciales aceleraron el proceso electoral. Llamosas difundió un video por sus cuatro años de gestión pero con tono político. Y la oposición no pierde oportunidad en criticar el manejo del gobierno en el tema de la pandemia.

En el cierre de la semana, el intendente Juan Manuel Llamosas tuvo una de cal y otra de arena. Por un lado, una nueva resolución del Tribunal Superior de Justicia de la Provincia de Córdoba le dibujó una sonrisa en su rostro al rechazarse las presentaciones de los candidatos opositores Marcelo Ljubich (Ucedé) y Eduardo Scoppa (Riocuartenses por la Ciudad) y ratificar la ordenanza 1304/20 que establece la nueva fecha de las elecciones municipales y la prórroga de mandatos. Pero, por el otro, esa sonrisa se le desdibujó cuando el Ministerio de Salud de Córdoba informó sobre un nuevo caso positivo de coronavirus en la ciudad, aunque después el alma se le vino al cuerpo al aclararse que finalmente el camionero dio negativo. Los dos hechos ocurrieron justamente el 2 de julio, el día de inicio de la extensión del mandato hasta el 8 de octubre próximo. Fueron dos sensaciones diametralmente opuestas y que marcarán a fuego estos tres meses de transición que le tocarán conducir a Llamosas hasta que se conozca el veredicto de las urnas el 27 de septiembre venidero.

Oficialmente, la campaña por la intendencia arrancará el día 11 de agosto y se extenderá hasta las 8 horas del 25 de septiembre. Es decir que los ocho candidatos que aspiran al Sillón de Mójica tendrán 45 días para difundir sus propuestas a los fines de convencer a los electores de que los voten. Será una campaña que tendrá que convivir con la pandemia del coronavirus. Esto es: reuniones políticas con muy poca gente, respetando la distancia de dos metros y usando tapabocas, según lo puntualiza el protocolo sanitario, y recurriendo mucho a las redes sociales. En el balance de las acciones llevadas a cabo por su gobierno en el marco del coronavirus, Llamosas hizo alusión a las elecciones de septiembre: señaló que la ciudad cambió, respecto de la recibida en el 2016, año en el que él asumió su primer mandato, y agregó que serán los riocuartenses los que juzguen su gestión con su voto cuando vayan a las urnas. “La ciudad creció en obras y servicios. El 27 de septiembre próximo los vecinos juzgarán”, afirmó el jefe comunal al auditorio presente en el Salón Blanco de la Municipalidad. La estrategia del oficialismo se basa en remarcar todo lo que Llamosas hizo en los últimos cuatro años de gobierno para que la evaluación del electorado no se limite a este último tiempo de pandemia. Precisamente, lo que busca el PJ es neutralizar la embestida de la oposición que solamente hace hincapié en cuestionar el manejo que la administración llamosista hace de la crisis sanitaria. “Los controles son un colador”, se criticó recientemente con dureza desde Juntos por Río Cuarto cuando se dio a conocer la noticia de que un taxi de Buenos Aires con pasajeros de Santa Fe se encontraba en pleno microcentro riocuartense. En general, el arco opositor pone en tela de juicio cómo el intendente está piloteando la pandemia en la ciudad. “Llamosas no gobierna la crisis y no toma en serio los controles a los ingresos y eso nos pone en riesgo a todos. El compromiso en el combate de la pandemia y sus consecuencias es de todos pero la responsabilidad es del gobierno”, disparó el candidato radical Gabriel Abrile, cuyo eslogan de campaña reza “Tu médico, tu nuevo intendente”. Si bien formalmente debe comenzar el 11 de agosto, según lo dispuso la Junta Electoral Municipal, en los hechos la campaña ya arrancó. Llamosas acaba de difundir un video con un mensaje relacionado con los cuatro años de gestión que tiene tono electoral. “Queridos vecinos y vecinas de la ciudad. Se cumplen cuatro años de aquel 2 de julio de 2016 cuando junto al equipo asumíamos este enorme compromiso y desafío de transformar nuestra ciudad”, afirma el intendente. Y añade:  “Río Cuarto no es la misma del 2016. Ha crecido en obras, servicios y programas. Sabemos que nos queda mucho por hacer. Sigamos juntos por lo que nos falta”. Lisa y llanamente, se trata de una apelación tendiente a conseguir el apoyo del electorado riocuartense a su postulación, en una elección que las encuestas daban por ganada el 29 de marzo pasado pero que ahora genera incertidumbre por los efectos y coletazos que generará la pandemia en el voto de los vecinos de esta ciudad. Desde la Junta Electoral ya se está trabajando en el protocolo sanitario de los comicios que, entre otras cosas, contemplará que los ciudadanos voten en las escuelas más cercanas a sus domicilios.

Paralelamente, los candidatos Ljubich y Scoppa opinaron en las redes en torno del revés judicial que tuvieron sus planteos. “Comienza la usurpación del poder público ‘avalada’ por la Justicia. Cuánta razón tenía José Hernández: Hacete amigo del juez”, indicó Ljubich. Y, por su parte, Scoppa manifestó: “El TSJ no convalidó ninguna ordenanza. Solamente consideró por cuestiones técnicas ‘inadmisible’ analizar la presentación que hicimos por considerar que no había al momento ningún perjuicio concreto para realizar una declaración de certeza”. En el Palacio Municipal dicen que “hoy no es momento para hacer campaña”. Pero va de suyo que los dictámenes del TSJ han acelerado la carrera electoral.