Provinciales | canarios | campeon-mundial | ornitologia

“Augusto”, el canario carlotense campeón mundial en ornitología

El ejemplar, propiedad del aficionado y criador Víctor Cuello, se alzó con el máximo premio en Uruguay. Es la primera vez que Argentina logra tan importante reconocimiento

Se abre la puerta y el salón se inunda de los más diversos sonidos producidos por los cientos de canarios que en su casa de La Carlota tiene Víctor Cuello. Más allá, en el fondo, una jaula se destaca. Es el hogar de “Augusto”, el canario que logró el primer premio en su variedad y le dio el Campeonato Mundial de Ornitología a Argentina.

La pequeña ave deslumbra con su color intenso. Su dueño, Víctor, cuenta que se trata de un macho “negro eumo rojo mosaico”(D350 Noir eumo mosaïque rouge/rouge ivoire mâle) , una variedad que reproduce en su criadero.  Este canario participó junto a cientos más en el 48° campeonato mundial realizado en Montevideo, Uruguay, y obtuvo el máximo puntaje para así consagrarse campeón.

Con este premio, la Argentina logró su primer mundial en ornitología y se prepara para el año que viene revalidar su primacía en la misma competencia que se hará en Buenos Aires.

Según Víctor, cada uno de sus canarios es único y pone toda su dedicación en su reproducción y cría.

Nacido en Huanchilla, para Víctor el esparcimiento en su niñez y adolescencia era la actividad al aire libre. Así fue descubriendo su pasión por las aves.

“Yo soy peluquero desde hace 40 años. Y mi hobby son las aves. Crío canarios desde hace más de 23 años”, menciona. Integra, junto a otros aficionados, la asociación “La Carlota Ornitología”, y es a través de este entidad que participan de los campeonatos argentinos, en sus distintos niveles.

Campeón nacional

Este 2018 ha sido para Cuello un año de muchas satisfacciones. Meses atrás también con “Augusto” se consagró gran campeón argentino en el nacional realizado en Escobar. “Competimos con 58 ejemplares y en 52 sacamos premios. En total, hubo más de 25 mil canarios”, señala orgulloso.

Tras superar el nacional, el canario “Augusto” compitió en el Mundial de Uruguay que organizó la Unión de Canaricultores de ese país.  Un exigente jurado lo coronó como primer premio en su variedad. 

En su casa de La Carlota, cuenta con un espacioso y cuidado lugar donde están todas las jaulas individuales que suman alrededor de 500 canarios. “Esta semana vino gente de Salta a buscar unos ejemplares que me pidieron”, dice Cuello. 

Al tiempo que indica que el canario es un ave silvestre, muy adaptable. “Son cariñosos, te reconocen y lo demuestran con su canto”, menciona el canaricultor. De allí que cada uno de sus ejemplares tiene un nombre.

Volviendo a la competencia mundial, Cuello contó que participaron criadores y aficionados de toda Latinoamérica, España, Portugal, entre otros países. “Argentina obtuvo el primer puesto por primera vez en la historia. Con mi ejemplar y la sumatoria de votos de las otras 300 aves que enviamos salimos campeones mundiales absolutos”, precisa.

En estos concursos, las aves compiten por variedad, en forma individual y representando a su asociación o federación. En este mundial, las tres federaciones que existen en el país se unieron y representaron a la Confederación Ornitológica Argentina (COA).

El pequeño ejemplar está nuevamente en La Carlota y su jaula está decorada con la gran cucarda de primer premio y la medalla de campeón mundial. “Realmente estoy muy contento, es un logro importante para el país”, subraya el vecino carlotense.

Asimismo, Cuello fue gestor de la muestra de granja hoy convertida en la Expo La Carlota, que se inició junto a la Especial Julián Carballo para difundir la tarea de criadores de aves y animales de granja.

Actualmente, Cuello dona algunos ejemplares de canarios a la institución.

Preservar las especies

Al consultarle al criador carlotense si existen cuestionamientos de las organizaciones proteccionistas por la cría de aves en cautiverio, explica: “El canaricultor es el principal protector de lo que son las especies silvestres. Es el que toma de estos ejemplares para hibridar (cruzar especies) generando nuevas especies de distintos colores. Por ejemplo, desde un cardenalillo de Venezuela hibridado con un canario amarillo salió el rojo”.

 Cuello afirmó que existen 370 variedades de canarios. “En Argentina tenemos un programa que se encarga de criar especies silvestres en cautiverio y repoblar aquellas zonas donde pertenecen. Periódicamente se hacen sueltas”, comenta.

El sonido en el salón por momentos resulta ensordecedor, es que cada canario pretende acaparar la atención de su cuidador. En un rincón, sobre mesas hay cajones donde se incuban los huevos para multiplicar las crías, algunas de ellas producto de la denominada hibridación, en búsqueda de nuevos ejemplares .

Con los logros obtenidos en este año, ahora Cuello y los ornitólogos de todo el país se preparan para el próximo mundial, cuya sede será Buenos Aires. “Queremos ganar siendo locales”, finaliza.

Patricia Rossia.  Redacción Puntal.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas