Villa María | cannabis | cultivo | Salud

Córdoba permitirá el uso del cannabis con fines medicinales

Pacientes y familiares de niños con patologías serias que lo usan para mejorar su calidad de vida vienen reclamando el derecho a cultivar para producir su propio aceite específico

El gobierno argentino legalizó el autocultivo de cannabis para uso medicinal y la venta de aceites terapéuticos en farmacias, a través de un decreto publicado este jueves en el Boletín Oficial. Se trata de una nueva reglamentación que revisa una ley aprobada en marzo del 2017 que había autorizado el uso medicinal de aceites de cannabis, pero mantenía la prohibición del cultivo de la planta y de la tenencia de semillas en forma particular o grupal.

La abogada María Luz Felipe está al frente de la Defensoría Pública ante la Justicia Federal en Villa María y explicó que todavía no se sabe cómo se aplicará en Córdoba, ya que cada provincia deberá establecer a través de los ministerios de salud las sus propias reglamentaciones y condiciones para la habilitación.

El decreto, que lleva la firma del presidente Alberto Fernández, busca permitir “un acceso oportuno, seguro e inclusivo y protector de quienes requieren utilizar el cannabis como herramienta terapéutica”, señala el texto. Con el decreto, se autoriza la venta en farmacias de aceites y cremas producidas a partir del cannabis y el cultivo personal y en red para los usuarios, investigadores y pacientes que se registren en el Programa Nacional de Cannabis, que había sido creado por la ley pero no estaba operativo.

Por otro lado, la abogada explicó que, para quienes no estén interesados en cultivar y hacer su propio aceite de cannabis, crema o derivado para tratar la patología específica, la ley establece el expendio a través de las farmacias, ya que deberán tener cobertura de las obras sociales y quienes no la tengan lo podrán obtener a través del Estado.

“Esto garantiza el acceso generalizado, que con la reglamentación anterior era bastante restringido porque no había habilitación del cultivo personal o el cultivo solidario. Estaba limitado sólo a la epilepsia refractaria. Este decreto es un gran avance para todas las personas que necesiten usar el cannabis para tratar su patología o bien como un paliativo del dolor”, indicó Felipe.

“Se habilitó un registro de pacientes donde se tendrán que inscribir y allí se autoriza a que tengas tu propia planta, un familiar o un grupo, ya que hay muchos que están brindando sus productos a los usuarios de salud que no pueden acceder”, remarcó la abogada.

“La única forma legal a la que se podía acceder era a través de la importación”, señaló Felipe y agregó: “Aceite producido en el extranjero, era complejo no sólo por el costo, sino también por el trámite burocrático que había que hacer ante la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) para acceder, hoy se generalizó y es un hito para festejar”, precisó.

Córdoba

El ministro de Salud Diego Cardozo confirmó que la Provincia adherirá a la Ley Nacional 27.350, permitiendo así en Córdoba la utilización de aceite con fines terapéuticos y el autocultivo o cultivo solidario.

En relación con la provincia, Felipe explicó que aún no se sabe cuántas plantas se podrán tener: “Será objeto de una reglamentación más minuciosa del Ministerio de Salud de la Nación y de cada una de las provincias”.

Pero asimismo aseguró que es de una gran importancia política que Córdoba lo haga porque es una cuestión de salud pública.

En la Defensoría Pública, de la cual la abogada es titular, se presentaron casos de personas que tienen diferentes patologías y utilizan aceite de cannabis medicinal. “Había intervenciones ante las mutuales para poder obtener el producto, con esta reglamentación podrán obtener el aceite sin tener que recurrir al mercado ilegal o bien algún cultivador solidario que facilitaba el producto”, manifestó la abogada.

“En general la figura del cultivo de estupefacientes está penalizada, esta ley lo que hace es habilitar con fines medicinales dentro de las condiciones que indicará el ministerio de salud”, aseguró la abogada.

Por último, afirmó que es un gran avance porque los pacientes recurrían a la clandestinidad: “Hay muchísimas abuelas y madres que cultivaban para sus nietos e hijos y tenían iniciados procesos penales por el cultivo de estupefacientes que en el Código Penal establece una pena de cuatro a 15 años en adelante y que ante la ley eran equiparadas casi con narcotraficantes”, dijo Felipe.

las más leídas