Villa María | casos | Cardozo | provincia

Cardozo aseguró que esperan una "embestida" de casos en 60 días

El ministro de Salud lo manifestó tras reunirse con el jefe de Gabinete de Salud de la Nación, Lisandro Bonelli, y los intendentes del conglomerado. La intención es ampliar el sistema asistencial con equipamientos e insumos que los visitantes otorgaron

En su visita por la ciudad para analizar la situación epidemiológica del conglomerado Villa María- Villa Nueva, el ministro de Salud de la Provincia, Diego Cardozo, garantizó: “La intención es ampliar la mayor capacidad posible en el área asistencial y prepararnos para lo que sería una embestida que vamos a tener en estos próximos 60 días” y agregó que de esta manera podrán “contener y mitigar la mayor demanda que pueda llegar a atender la gente”.

En una reunión con el intendente Pablo Rosso; con su par villanovense, Natalio Graglia, y con el jefe de Gabinete del Ministerio de Salud Nacional, Lisandro Bonelli, idearon un plan de acción para fortalecer el sistema de asistencia sanitaria para el sector público y privado.

Además, tanto Provincia como Nación otorgaron recursos para que pueda ser incrementada la capacidad de diagnóstico en la detección precoz de casos positivos y equipamientos completos para afrontar el nivel de ocupación de camas críticas.

Situación epidemiológica

“Vamos a tener dos meses complicados con respecto al sostenido número de casos y eso va de la mano del aumento de la ocupación de camas”, aseveró Cardozo. En este sentido, describió que aumentó la demanda pero, también, “la criticidad de los pacientes que se internan”.

En esta línea, precisó que la intención es ampliar el sistema asistencial, “todo lo que se pueda, el límite es el recurso humano”. Sobre esto destacó la labor articulada de municipios, la Nación y la Provincia para afrontar la situación.

Además, aclaró que quieren reforzar el área prehospitalaria para continuar con la etapa de contención de la pandemia, es decir, identificar, aislar, controlar y hacer el seguimiento de todos los casos positivos.

Sobre la situación epidemiológica, Bonelli manifestó: “Es una situación compleja la de Córdoba pero no dista mucho en el interior del país” y puntualizó que desde Nación visibilizan una “nacionalización o federación” de la pandemia en el interior del país.

A su vez, explicó: “Los 5 primeros meses de pandemia el 90% de los casos estaban en Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) pero hoy esta tendencia cambió, más del 60% de los casos están en el interior del país”.

Además, recalcó: “No podemos decir que estamos bien cuando más de 20 mil compatriotas perdieron la vida; todo lo contrario, estamos con dolor y tristeza, que tenemos que transformar en seguir redoblando los esfuerzos”.

Asimismo, reconoció que Argentina es uno de los países con menor índice de mortalidad por millón de habitante en el mundo.

Con relación al pico de casos, Cardozo declaró: “Todavía no llegamos” y resaltó: “Para serles honesto, lo peor está por venir”. Sobre ello, expuso que es posible corroborar que la curva está “en aumento permanente y sostenido” en la cantidad de positivos pero que es “irresponsable” estimar un tiempo para llegar al máximo número de contagios.

En torno a cómo saber el pico, dilucidó que podrá percibirse cuando haya sido superado y comience “la desescalada” de casos. No obstante, anunció: “Lo que sí se pudo garantizar es que vamos a tener un aumento sostenido en el número de casos en los próximos 30 días”.

Ocupación de camas

Sobre la tasa de internación en la ciudad, Cardozo precisó que en el Hospital Regional Pasteur supera el 50% y que es aún mayor en la parte privada. En este sentido, indicó que ambos sectores trabajan de manera articulada para llevar a cabo la mayor ampliación posible.

Al mismo tiempo, comentó que de manera conjunta accionan y que tanto desde Nación como Provincia colaboran con materiales y elementos necesarios para cumplir con tal fin.

Insumos

Desde la Nación, Bonelli hizo entrega de diez camas con sus correspondientes respiradores, bombas de infusión y monitores que fueron entregadas a las clínicas de Especialidades, San Martín, Marañón, de la Cañada y Cruz Azul.

Vale mencionar también que a las cinco clínicas y al Centro Médico Roentgen se les entregaron insumos por segunda vez, recibiendo 600 pares de guantes, 600 pares de botas, 600 batas e igual cantidad de cofias y barbijos cada uno. Todos los elementos fueron gestionados desde el Municipio y elevados a la Nación, siendo solicitados por el actual secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill.

En tanto, desde la Provincia fueron otorgados 1.000 kits de testeos serológicos y 1.000 de antígenos para ampliar la capacidad diagnóstica de centros de salud públicos y clínicas privadas del conglomerado.

Sobre la visita, Cardozo resaltó: “La idea de la visita en conjunto a las autoridades de la Nación era ponernos a disposición, coordinar acciones en conjunto”.

Así, remarcó que los nuevos test permitirán generar un diagnóstico de forma rápida en un promedio de 20 minutos. “Eso agiliza de sobremanera la identificación para poder actuar en terreno y aislar de manera precoz a los casos positivos”, recalcó.

Con relación a esto, subrayó que podrán identificar las personas que tienen factores de riesgo para “poderles brindar un tratamiento y seguimiento especializado”.

En torno a la visita, Bonelli afirmó que la finalidad es acompañar la labor que la Provincia desarrolla con los municipios, compartir experiencias y “aunar fuerzas”.

Sobre ello, alegó: “De eso de la única forma que podemos salir airosos es trabajando juntos, como lo venimos haciendo desde el primer día. El único objetivo es el de eliminar el avance de la pandemia y vencerla”.

Fases

Acerca de la posibilidad de retroceso, Cardozo apuntó que en los lugares con casuística baja y en conglomerados lo analizan de manera diaria. No obstante, los balances epidemiológicos semanales se basan en la evaluación de indicadores como la tasa de duplicación de casos, la tasa de contagio y la tasa de ocupación de camas, ya sea con oxígeno o camas críticas.

Además, el ministro ratificó que la decisión podría ser tomada en caso de que estas variables lo ameriten, pero que en este momento priorizan “otras alternativas reforzando al máximo el sistema de salud”.

Aun así, acentuó: “Estas decisiones se toman en conjunto llegando a la anuencia de todas las áreas que forman parte de la sociedad con el objetivo de hacer lo mejor posible para todos los vecinos”.

Sobre las restricciones implementadas desde el 28 de septiembre para disminuir la circulación, mencionó que esperan 14 días para realizar un análisis, la cantidad de días que conlleva la incubación del virus.