Nacionales |

Concurso preventivo: Vicentin consiguió el acuerdo de más de 800 acreedores

La empresa agroexportadora Vicentin informó ayer que logró la aprobación de más de 800 acreedores a su propuesta de pago, en el marco del concurso preventivo por el que atraviesa desde hace dos años.

"Vicentin hace saber que ha logrado la cantidad de conformidades necesarias para alcanzar la mayoría de personas en el marco de su concurso preventivo. De acuerdo con lo establecido, se ha obtenido la aceptación de más de 811 acreedores verificados en el procedimiento concursal", sostuvo la compañía.

Y resaltó que ese número supera "el 50% + 1" de "cápitas" establecido en la ley de concursos y quiebras.

La empresa propuso recientemente ceder el 95% del capital accionario y pagarle la totalidad de las deudas a los acreedores por un monto de US$ 30.000, cediendo el saldo de esas deudas a "un fideicomiso de administración para su inmediata capitalización por el fiduciario, reduciendo así la participación accionaria de los actuales socios a un 5%".

En un comunicado, Vicentin subrayó que este hecho "pone de manifiesto que la propuesta presentada por la compañía ha podido satisfacer las expectativas de la mayoría de los acreedores, sean ellos granarios, comerciales o financieros".

"Confiamos en que independientemente de haber alcanzado el número formalmente requerido, seguirán sumándose adhesiones en las próximas semanas para alcanzar un consenso aún más significativo", añadió.

Asimismo, afirmó que continúa "consolidando la búsqueda de conformidades del sector financiero y somos optimistas respecto de que se van a alcanzar las aprobaciones necesarias para cumplimentar la segunda mayoría requerida en el proceso concursal, que supone alcanzar el 66,66% de aceptación a la propuesta en relación al capital verificado".

En marzo de este año, la Justicia Civil y Comercial de Santa Fe había otorgado a Vicentin una nueva prórroga -hasta el 30 de junio próximo- para reunir las mayorías que requieren la salida del concurso de acreedores.

La empresa se encuentra en concurso de acreedores por una deuda que supera los US$ 1.300 millones: de ese monto, unos US$ 300 millones corresponden al Banco Nación, por créditos otorgados que aún se encuentran impagos.