Policiales | conductor | policías | Homicidio

Imputarían a Juan Cruz, el conductor del vehículo en el que murió Blas Correas

La medida será tomada en las próximas horas por el fiscal Mana. Aseguran que ya se han sumado pruebas contundentes en la causa. Tres policías se encuentran detenidos por el crimen del adolescente de 17 años

La Justicia analiza imputar a Juan Cruz, el conductor del automóvil en el que iba Valentino Blas Correas, el adolescente de 17 años asesinado de un balazo por policías cuando se trasladaba con amigos en la ciudad de Córdoba.

Hasta el momento la causa tiene ocho imputados, de los cuales cinco son policías y los restantes tres, los empleados del Sanatorio Aconcagua, quienes se negaron a asistir al joven cuando se encontraba gravemente herido.

“Estamos estableciendo la responsabilidad en el hecho de este chico", dijo el secretario de la Fiscalía, Gabriel Prunotto, al hacer referencia a la situación del conductor del Fiat Argo.

El secretario del fiscal Alberto Mana afirmó: “Habría tratado de trasponer un control policial. En principio, podría configurarse como resistencia a la autoridad”.

“Se trata de determinar si corresponde alguna responsabilidad en el resultado del daño final que generó la supuesta evasión al control policial”, manifestó Prunotto y al respecto dijo que se están analizando los celulares.

Prunotto anticipó que también se investiga a dos policías motorizados que, según los chicos ocupantes del auto, “presuntamente maltrataron y golpearon” a los jóvenes una vez que fueron interceptados en la intersección de Chacabuco y Corrientes, en el centro de la capital de Córdoba.

Los tres empleados del sanatorio están acusados del delito de “abandono de persona calificado grave”.

Prunotto manifestó que el adolescente "habría llegado con vida a la clínica Aconcagua" y no se determinó aún "en qué momento murió” ni si la atención "le hubiese salvado la vida".

Pericia

En ese sentido, precisó que está “probado” que el proyectil que mató a Valentino fue disparado por el arma reglamentaria del cabo 1º Lucas Gómez (35), quien está imputado por el delito de "homicidio calificado, agravado por el uso de armas" y "tentativa de homicidio reiterado en cuatro hechos" para el caso de los ocupantes del automóvil, debido a que los balazos traspasaron al interior del rodado y pusieron en riesgo sus vidas.

Esa confirmación clarificó la situación del policía Javier Alarcón (31), quien también había disparado, pero al piso, por lo que fue atenuada su calificación legal a "homicidio calificado, agravado por el uso de armas en grado de tentativa reiterado en cuatro hechos”.

“La investigación está bastante avanzada. Estamos esperando algunos resultados” de pericias, pero “las pruebas que tenemos son muy importantes”, resaltó Prunotto.

El funcionario adelantó que la próxima semana los imputados serán sometidos a pericias psiquiátricas y luego serán indagados.