Río Cuarto | Congreso | Educación | pandemia

El Congreso de Educación debatirá la vuelta a las aulas tras la pandemia

Ya se confirmó la fecha de su realización para los primeros días de agosto y contará con la presencia de referentes de nivel nacional y mundial como Pichón Riviere y Tenti Fanfani.

Uno de los principales debates en relación a la recuperación de las rutinas de vida luego de la pandemia por el coronavirus está referido a cómo continuará la educación y cómo será el regreso a las aulas en todo el mundo. En este sentido, el Congreso Internacional de Educación, que ya se ha constituido en un punto de encuentro de referentes en materia de enseñanza, se desarrollará de manera virtual, y bajo el lema “El mundo post pandemia: el poder de las aulas”.

Los días 7 y 8 de agosto se llevará a cabo el tercer congreso internacional y el cuarto nacional, y sus organizadores señalaron que “en el marco de la pandemia del Covid-19 que azota al mundo y está produciendo una irrupción histórica en los sistemas educativos, generando un clima de incertidumbres y expectativas, de urgencias y de nuevas configuraciones de los entornos de aprendizaje, el congreso se llevará a cabo de manera virtual”.

Señalaron, a través de un comunicado, que mediante una plataforma virtual de aprendizaje se prevé que diserte aproximadamente un centenar de educadores y pensadores, sumado a la proyección de más de 500 exposiciones y ponencias. “El congreso contará con la disertación de destacados especialistas del país y el mundo”, destacaron desde el Comité Ejecutivo, que dio a conocer un listado con los primeros disertantes confirmados, entre los que se encuentra Emilio Tenti Fanfani (especialista en educación), Joaquín Pichón Riviere (referente en psicología social), Estela de Carlotto (referente en la lucha por los derechos humanos), Eduardo Levín (de la Universidad de Buenos Aires), Marilina Rotger (especialista en neurociencias), Sisi Ceballos (especialista en temáticas vinculadas a la niñez) y la rectora de la Universidad de Córdoba, Raquel Krawchick.

En diálogo con Puntal, Marcos Santillán, presidente del congreso, destacó que “el confinamiento que exigió la pandemia ha puesto de relieve la cuestión de la brecha digital, evidenciando la desigualdad en el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, pero también ha abierto definitivamente la puerta hacia el mundo de la educación mediada por tecnologías, desde ese enfoque se propone esta edición de las jornadas”.

Según afirmaron los organizadores, la última semana de mayo se dará a conocer la nómina de disertantes internacionales y embajadas que acompañarán este congreso. Entre los espacios centrales del congreso se convocará a tres ciclos de videoconferencias: rectores de universidades, ministros de Educación e intendentes. Además, una batería de dinámicas y metodologías como videoconferencias, videopaneles, videosimposios, foros debate, conversatorios online, presentación de ponencias, proyectos y pósters, será el contenido que al que podrán acceder educadores e interesados del país y el mundo.

La convocatoria para la presentación de trabajos ya se encuentra abierta y las inscripciones pueden formalizarse completando el formulario en el sitio web del congreso: www.grupocongreso.com.

Pensar el contexto

El congreso estará destinado a docentes de todos los niveles del sistema educativo, funcionarios, directivos y actores sociales interesados; investigadores y pensadores; instituciones de carácter social; profesionales del área del conocimiento y estudiantes del nivel superior y profesorados, entre otros.

“A la hora de pensar el regreso a las aulas y trabajar en la reconstrucción de la elaboración y recreación de saberes, en el marco de escuelas diversas compuestas por subjetividades que requieren atención a la singularidad, será una labor ardua fortalecer la permeabilidad respecto al diseño de adaptaciones de los viejos modos de operar la experiencia educativa”, indicaron los organizadores sobre la importancia del congreso, mientras que agregaron: “Los territorios actuales están habitados por subjetividades que se construyen día a día en medio de un clima hostil atravesado por violencias, segregaciones y retos complejos de la época; pero también atravesados por una potente posibilidad de construcción de nuevos sentidos para términos como calidad educativa, tecnologías, innovación, inclusión y diversidad”.

Consideraron, además, que el congreso debe ofrecer un ámbito de reflexión, estudio e intercambio que permita contribuir a esta reconstrucción. “El confinamiento que exigió la pandemia ha puesto de relieve la cuestión de la brecha digital, evidenciando la desigualdad en el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, pero también ha abierto definitivamente la puerta hacia el mundo de la educación mediada por tecnologías”, especificaron, y completaron: “El acceso a internet como derecho humano, a partir de la resolución de Naciones Unidas, será en estos nuevos escenarios mundiales una cuestión transversal al sistema educativo, al diseño de las políticas públicas educativas, a los gobiernos universitarios y a la labor pedagogos, quienes deberemos abocar nuestros mayores esfuerzos”.

Finalmente, desde el comité organizador consideran que para comenzar a buscar respuestas “se advierte la necesidad de formación continua de docentes, directivos y profesionales de la educación, que son quienes finalmente operan en las instituciones los bagajes teóricos y discursivos que circulan en este tipo de congresos”, y concluyeron: “El mayor reto, en este ámbito de diálogo y debate, de estudio y formación, con especialistas de todo el mundo, será empoderar de herramientas, instrumentos y estrategias a los agentes educativos, para que sus prácticas estén más respaldadas a la hora de atravesar contextos hostiles, cuando no de intemperie y deriva”.