Villa Nueva | cooperativa | ciudad | Agua

50 aniversario de Capyclo: la cooperativa que acompaña el crecimiento de la ciudad

Actualmente realiza un proyecto de tratamiento de agua con bajo impacto ambiental. Su presidente asegura que la institución cuenta con los valores del asociativismo y la solidaridad como base fundamental

A fines de la década del 60, comenzó la inquietud de construir la red de agua potable para Villa Nueva, ya que hasta el momento se obtenía de pozos. Finalmente, el 15 de octubre de 1970 se llevó a cabo la asamblea general en instalaciones del Club San José y se constituyó formalmente la CAPyCLO (“Cooperativa de Agua Potable y Cloacas”).

Hoy la institución cumple 50 años de vida y su presidente Sergio José Pons asegura que es un cumpleaños triste, ya que no hay posibilidad de celebrar. “La cooperativa viene haciendo un esfuerzo muy grande para sostener y mejorar la calidad de los servicios y acompañar el crecimiento de la ciudad”, manifestó.

El presidente de la Institución remarcó que la cooperativa está ajustada a lo que exige la comunidad en cuanto a calidad de producción de agua y cantidad y calidad de tratamiento de efluentes. También destacó el proyecto de tratamiento de agua que lleva adelante la cooperativa. “Es muy eficiente y con un bajísimo impacto ambiental, prácticamente inapreciable, y nos llena de orgullo el proyecto de saneamiento que lleva adelante la ciudad de Villa Nueva”, agregó Pons.

Ante la situación sanitaria que atraviesa la ciudad, el cooperativista señaló que se pudieron desarrollar todas las tareas a pesar de las limitaciones que impuso la pandemia y que los servicios se prestaron con normalidad.

"Soy un defensor del modelo cooperativo, creo que es la mejor respuesta para resolver este tipo de servicios, ya que está en juego la salud de la población, por lo cual queda absolutamente de lado el deseo de lucro que tendría cualquier empresa privada de modo que se presta un servicio de excelencia al menor costo posible para todos los socios”, explicó el titular de CAPyCLO.

Asimismo, subrayó que la institución es abierta y democrática, que renueva anualmente un tercio del consejo de administración y cualquier socio en las condiciones que plantea el estatuto puede ocupar un espacio e incluso ocupar los mayores espacios de jerarquía.

Pons expresó que lleva 20 años de trabajo dentro de la cooperativa, de los cuales ocupo diferentes cargos dentro del consejo de administración. “Lo más sano de estas instituciones es la renovación, para aprovechar a las personas más jóvenes con ideas frescas y aplicar la experiencia de los más viejos, pero siempre es bueno que haya un cambio”. El presidente de la Institución explicó que por el aislamiento se suspendieron las asambleas por primera vez en 50 años, por lo cual el próximo año se realizarán dos asambleas juntas.

Aniversario

“Cuando se atraviesan instancias de celebraciones creo que es bueno para mirar hacia adelante y hacia atrás. Si miramos para atrás es importante agradecer la actitud de los vecinos que iniciaron este proyecto que fue muy resistido por la mayoría de la comunidad, porque la gente consideraba que el agua que se sacaba del pozo era de impecable calidad y no veía la necesidad de contar con agua corriente”, recordó Pons y agregó: “Ellos de todas maneras siguieron adelante con el convencimiento de que la ciudad necesitaba tener ese servicio y que la mejor manera de tenerlo era constituyendo una cooperativa de servicio”.

El presidente de CAPyCLO elogió las tareas de los que constituyeron la cooperativa. “Han hecho una tarea importantísima que por ahí la gente no la recuerda, hay que agrader a quienes nos antecedieron e hicieron crecer la cooperativa y sostenerla”.

También felicito a todos los que han pasado por la institución. “Hemos puesto lo mejor de cada uno y haciéndolo desinteresadamente, con esfuerzo y con aciertos, con errores pero de buena fe”, admitió.

Saludos

En este aniversario Sergio Pons saludó a todos los trabajadores de la cooperativa. “Gente que le pone el hombro a esto y lo hace porque lo siente y tiene vocación de servicio, quiere colaborar y estar, las instituciones sin la gente son cáscaras vacías, la vida se la da la gente, y la cooperativa tiene un equipo de colaboradores que es de una calidad humana increíble y tiene un compromiso enorme con la institución y la ciudad”, concluyó.

“Mirando hacia adelante me gusta pensar que estamos en el umbral de los próximos 50 años, pensar en cómo va a ser la ciudad dentro de los próximos años y cómo la cooperativa tiene que tener un rol protagónico en el acompañamiento de ese crecimiento”, manifestó Pons.

El presidente de la cooperativa de servicios destacó el valor y la importancia del asociativismo y la solidaridad, pilares fundamentales de una cooperativa. “Hay que pensar que cuando existe un problema común la mejor manera de resolverlo es juntarse, dejar los egoísmos de lado y ponerse a trabajar de manera desinteresada, la cooperativa es una buena manera de demostrar que el sistema funciona y da respuestas a los problemas que tiene la gente”, finalizó.