Río Cuarto | Córdoba | producción | impuesto

Las empresas y el agro se quejan ante Schiaretti por el impuesto a la riqueza

La Mesa de la Producción, que nuclea al comercio, la industria y el agro cordobés, cuestionó el apoyo en el Congreso al proyecto oficialista. Indicó que es un golpe al aparato productivo y a la inversión.

La autodenominada Mesa de la Producción de Córdoba, que integran las grandes entidades empresarias, industriales y agropecuarias de la provincia, dieron a conocer ayer una carta abierta dirigida al gobernador Juan Schiaretti, en la que se quejaron por el voto favorable de los diputados de Córdoba Federal al impuesto a la riqueza.

Las cámaras empresarias señalaron que, en realidad, se trata de un impuesto a la producción que afectará a Córdoba.

“Como lo expresamos oportunamente a todos nuestros legisladores (tanto diputados como senadores) por Córdoba, el proyecto de ley ‘Aporte solidario y extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia’ provocará un profundo perjuicio y desincentivo a la producción y la inversión privada. Lo que se ha dado a llamar ‘impuesto a la riqueza’ es en verdad un ‘impuesto a la producción’, que además reviste la forma de un fondo no coparticipable y, por lo tanto, una injusta transferencia de recursos desde nuestro aparato productivo local hacia el ámbito federal”, dice la carta.

Y hay un párrafo específico para los legisladores schiarettistas: “Los diputados del bloque Córdoba Federal apoyaron este proyecto cuyo contenido es cuestionable desde el punto de vista constitucional y no logra precisar con exactitud los sujetos que serían alcanzados por este tributo. De allí el temor de nuestras empresas, las cuales probablemente deberán afectar activos de producción para tributar a un fondo que difícilmente genere algún beneficio concreto a los cordobeses”.

La carta abierta está firmada por Juan Carlos Martínez, presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba; Manuel Tagle, presidente de la Bolsa de Comercio; José Viale, Cámara de Comercio de Córdoba; Marcelo Olmedo, Cámara de Comercio Exterior; Luis Lumello, Cámara de la Construcción; Javier Rotondo, presidente de Cartez; Alejandro Buttiero, Confederación Intercooperativa Agropecuaria; Gabriel de Raedemaker, vicepresidente de CRA; Agustín Pizzichini, Federación Agraria; Ezequiel Cerezo, presidente de la Federación Comercial de Córdoba; Alejandro Ferrero, Sociedad Rural Argentina; Marcelo Uribarren, presidente de la Unión Industrial de Córdoba.

Los empresarios y representantes del campo señalaron que no sólo les preocupa el “impuesto a la riqueza” sino otros proyectos que están en estudio, aunque no aparecen especificados en el texto.

“Son proyectos en curso que afectarán directa o indirectamente a nuestra provincia y que ponen en duda la seguridad jurídica y el imprescindible equilibrio entre los poderes públicos, piedra angular de los principios republicanos. Nos preocupan porque atacan la confianza, la vigencia de las instituciones y la legalidad: todos ellos factores indispensables para restablecer las vías de recuperación económica y desarrollo de una economía tan golpeada por la pandemia”, dice el texto.

La Mesa de la Producción insta a que se trabaje de manera consensuada. “Estamos convencidos de que sin sector privado no hay salida de la crisis. Es por eso que le hacemos este llamado a proteger firmemente al sector productivo de Córdoba, el verdadero motor económico que crea valor y crecimiento genuino en beneficio de los cordobeses”, señala la carta dirigida a Schiaretti.

Las unión de entidades empresariales reunidas en la Mesa de Enlace, el G6 y la Bolsa de Cereales reconocen en un tramo del texto la figura del gobernador y su apoyo al sector productivo de la provincia. También le recuerdan que lo han apoyado en numerosas oportunidades, aunque remarcan que en otras ocasiones han cuestionado la presión impositiva o el Costo Córdoba.

“En todas las oportunidades, favorables y desfavorables, hemos actuado con espíritu constructivo y comprometidos con el crecimiento de la provincia y el bienestar de los cordobeses, no movilizados por intereses sectoriales”, aseguran los empresarios.

Lo que se lee ahora