Policiales | Córdoba |

Robo en Elena: los ladrones integraban la banda que fue desarticulada en Córdoba

La organización delictiva sustraía autos y motos para su comercialización, además de hechos en el interior. Por el momento, hay 13 detenidos; entre ellos, un policía en actividad

El frustrado asalto en una tienda de Elena y el posterior enfrentamiento de uno de los delincuentes, que falleció el martes pasado, con la policía en la localidad de Tancacha aceleraron la investigación para desbaratar una banda que venía operando en la ciudad de Córdoba y en el interior provincial.

Con 37 allanamientos en simultáneo, la detención de 13 personas; entre ellas, un policía en actividad, y un importante arsenal, se desarticuló la organización que en los últimos meses había cometido al menos 23 robos de automóviles y motos, a través de la modalidad rompeportones en la capital cordobesa, aunque también había participado de otros robos en distintos puntos de la provincia.

Todos los detenidos están acusados de asociación ilícita, entre ellos, uno de los apresados la semana pasada por el raid delictivo que se inició en Elena y finalizó en Tancacha, con un enfrentamiento con la policía.

Néstor Julio Villalba, de 38 años, un oficial exonerado de la Policía en 2019, se enfrentó con dos uniformados en la huida. El poliladrón murió el martes por las heridas recibidas.

El martes 13 de septiembre, dos delincuentes quedaron detenidos por el hecho registrado en el comercio de Elena. Julio César Martínez, de 46 años, en Elena; mientras que Juan Carlos Cabrera, de 34 años, fue atrapado en Tancacha, antes del enfrentamiento de Villalba con la policía.

El procedimiento de la semana anterior agilizó la investigación que llevaba adelante el fiscal Rubén Caro y ayer se realizaron 37 allanamientos en la ciudad de Córdoba, Anisacate y San Agustín, con un total de 13 detenidos; entre ellos, el policía Damián Peñaloza, hermano del jefe de la organización delictiva, y el secuestro de varias armas de fuego (armas cortas, calibre 12/70, FMK3 automática) gran cantidad de cartuchos de distintos calibres, cinco automóviles, dos motocicletas, autopartes varias, dinero en moneda local y extranjera, 33 teléfonos celulares, documentación y dispositivos de electrónicos.

Tolerancia cero

El comisario inspector Walter Rodríguez, de Robo y Hurtos de la Dirección General de Investigaciones Criminales, precisó que la tarea de los sabuesos se inició a partir de una serie de robos con la modalidad rompeportones, con el fin de robar los automóviles estacionados en los garajes de las viviendas.

La investigación logró determinar que la banda también cometía robos de viviendas y comercios en la ciudad de Córdoba y el interior.

Los automóviles robados eran comercializados en las provincias de San Luis y Santiago del Estero.

El fiscal Caro manifestó que los detenidos eran miembros de una asociación ilícita y no se descarta la participación de más policías “autores de irregularidades y delitos”.

En los allanamientos secuestraron varios elementos que permitirán avanzar con la investigación.

En la causa participan los fiscales de Instrucción de Primera Nominación de Río Cuarto, PabloJávega, quien investiga el hecho registrado en Elena. También interviene la fiscal Paula Bruera, de Río Tercero, por el caso del enfrentamiento que terminó con la vida de Villalba.

En diálogo con Puntal, Rodríguez indicó sobre la participación de efectivos policiales en la megabanda: “Estamos dando un mensaje importante a nuestra institución, que no vamos a tolerar ningún tipo de estas conductas y que vamos a ser implacables, inflexibles y no vamos a ocultar ninguna situación”.

“A ningún policía le gusta ver un noticiero y que otro policía ha cometido un delito”, indicó el integrante de la fuerza.

No trascendió ninguna conexión local de la megabanda desarticulada ayer, aunque la causa no está cerrada y se esperan nuevas medidas en las próximas horas.

Lo que se lee ahora