Nacionales | Coronavirus | ciento | país

Otras 406 muertes y casi 12 mil nuevos contagios

El promedio diario de infecciones aumentó el 5,7 por ciento durante la última semana en la Argentina.

Otras 406 personas murieron y 11.712 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, con lo que suman 29.301 los fallecidos y 1.102.301 los contagiados desde el inicio de la pandemia, informó ayer el Ministerio de Salud.

La cartera sanitaria indicó que son 5.038 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 64 por ciento en el país y del 61,8% en la Área Metropolitana Buenos Aires. Pero el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, destacó que algunas provincias atraviesan situaciones difíciles, como Neuquén, con un 96 por ciento de ocupación; Río Negro, con un 90%, o Tucumán, con un 87 por ciento.

En las últimas 24 horas fueron realizados 26.448 testeos y desde el inicio del brote se realizaron 2.850.102 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 62.809 muestras por millón de habitantes.

El Ministerio que conduce Ginés González García informó también que el promedio de casos de coronavirus registrado en los últimos días en la Argentina es de 14.416, lo que significa en un crecimiento del 5,7 por ciento con respecto a la semana anterior, ya que entre el 12 y el 18 de octubre se habían promediado 13.639 contagios diarios.

El total de casos acumulados redunda en una tasa de incidencia de la enfermedad en la población de 2.429 cada cien mil habitantes, en tanto la tasa de muertes es de 658,5 por cada millón de habitantes.

Por otro lado, el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, informó que instalarán 18 hospitales modulares en la temporada de verano, para evitar eventuales desbordes en el sistema sanitario, y agregó que esto se sumará al Plan Detectar, que llegará a todas las ciudades turísticas.

También se anunció el respaldo, con más de $ 140 millones, a proyectos de 16 universidades e instituciones científico-tecnológicas que buscan soluciones sanitarias al coronavirus, a través del Programa de Apoyo al Sistema Productivo Nacional.

En el plano internacional, Italia adoptó desde ayer nuevas medidas para "salvar la Navidad" frente a la segunda ola de coronavirus que recorre a Europa.

En Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia, tambalearon los mercados, y el gobierno del presidente Donald Trump dijo que "no va a controlar la pandemia", con el país sumido en un tercer pico de contagios que bate récords y no para de agravarse, según CNN.

En paralelo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó ayer a “no bajar los brazos” frente al incremento de casos de Covid-19 en Europa y Estados Unidos, y destacó que “cuando los dirigentes actúan rápidamente, el virus puede ser frenado”.

Por su parte, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuestionó los estudios para conseguir la vacuna, por no entender "el apuro" para lograr una inmunización rápida en lugar de apostar a tratamientos como el basado en la hidroxicloroquina, cuyo uso no tiene comprobación científica ni aprobación internacional.

"Las últimas vacunas que se hicieron sabemos que tardaron cuatro años. No sé por qué ahora están corriendo atrás de esta vacuna", dijo Bolsonaro, cuyo país es el segundo en muertes, con más de 155.000, detrás de Estados Unidos.