Policiales | Coronel Moldes | phishing | Policía

Una empresa de Coronel Moldes sufrió una estafa millonaria

El titular de una consignataria de hacienda denunció la sustracción de dos millones de pesos tras hackearle una cuenta bancaria particular.

Una empresa de Coronel Moldes sufrió una millonaria estafa a través de la modalidad de 'phishing', un método que consiste en un engaño mediante medios informáticos para robar cuentas bancarias.

La semana pasada los estafadores hackearon una cuenta particular de un socio de una firma consignataria de hacienda y luego accedieron a la cuenta de la compañía de Carlos J. Lanser. En pocos segundos hicieron una transferencia para sustraer dos millones de pesos, advirtió el damnificado.

El ilícito comenzó con el ingreso a una plataforma de similares características a la del Banco de Córdoba. Los delincuentes, en estos casos, utilizan diseños idénticos pero las diferencias están en pequeños detalles como en el dominio del sitio.

Los damnificados pusieron en conocimiento del caso a la Policía y a la entidad financiera para iniciar la investigación correspondiente.

En medio de la cuarentena, el "phishing" se convirtió en una de las amenazas más frecuentes para los usuarios de recursos tecnológicos. En las últimas semanas, los bancos de todo el país lanzaron campañas para prevenir sobre estas maniobras delictivas.

Campaña de prevención

En octubre, las asociaciones que agrupan a los todos los bancos públicos y privados, tanto de capital nacional e internacional, que operan en el país (ABA, Adeba, Abapra y ABE) lanzaron una campaña de concientización en redes sociales.

Los consejos son simples pero imprescindibles para evitar que los ciberataques se sigan replicando: no dar datos confidenciales por teléfono, correo o SMS; ingresar siempre al homebanking a través de la página oficial del banco y no por un buscador; nunca ir a cajeros automáticos si te lo piden por teléfono; verificar que las cuentas de redes sociales de los bancos cuenten con un tilde azul de validación.

En el caso de recibir una llamada de un representante del banco del que son clientes: no dar datos personales ni bancarios (claves, Token, números completos de tarjetas o cuentas), no realizar transferencias a cambio de futuros beneficios, e informar al banco si recibimos un contacto desde un canal no oficial.

Por último, la mayoría de los bancos tiene un sistema de alertas por correo y mensaje de texto con el detalle de operaciones realizadas, que les permite mantenerse informado y prevenir o accionar a tiempo en caso de ceder datos personales sin saberlo y que puede activarse a través del homebanking.

Lo que se lee ahora