Regionales | cuarentena | bogota |

Pudieron regresar al país tras varios días de dormir en distintos aeropuertos

Una pareja de San Luis había viajado a Cartagena. Fue trasladada a Bogotá y luego hasta Chile. El lunes llegaron a Argentina

Alexander Reyes y Antonella Furnari llegaron de regreso al país este lunes en un vuelo proveniente de Bogotá. La pareja, que vive en San Luis, tuvo que pasar varias noches en distintos aeropuertos hasta lograr finalmente acceder a un lugar en un avión de la empresa Latam.

La pareja había viajado a principios de marzo a Cartagena (Colombia) y asegura que antes de partir consultaron sobre el riesgo de salir del país. “Nos dijeron que nos fuésemos tranquilos, que no iba a haber problemas”, resaltó Alexander.

Al momento de tener que retornar comenzaron los inconvenientes debido a que aseguran que la empresa aérea sobrevendía los pasajes, por lo que acceder a un lugar era una “suerte de ruleta rusa”. “Por ahí te daban el mismo asiento que otro y entonces pasaba uno y el otro se quedaba”, detallaron a Puntal y mencionaron que hay más de 300 argentinos varados en Bogotá.

La pareja ya está en territorio puntano y cumpliendo la cuarentena.

Relataron cómo fue el regreso en medio de la emergencia sanitaria y las restricciones de distintos países para permitir el movimiento de viajeros. “Nosotros estábamos en Cartagena. La empresa Latam nos mandó a Bogotá, fue una suerte entrar en el cupo, porque se hacía por sorteo. Digo que tuvimos un Dios aparte”, comenzó diciendo Alexander.

Ya en Bogotá, consiguieron un boleto para el mismo día, es decir, el domingo, con escala en Chile, a donde arribaron el lunes a las 3 de la madrugada. “Todos los vuelos estaban sobrevendidos. Ayer (por el lunes) a las 13.50 llegamos a Argentina. Pero antes de subir a la avión hubo incidentes por la sobreventa”, señalaron.

Tras arribar a Ezeiza, fueron trasladados a San Luis en colectivo y afrontaron otra serie de obstáculos. “En el límite entre Córdoba y San Luis no nos dejaban pasar. Estuvimos 6 horas parados, porque el gobernador (puntano) prohibió todo ingreso, salvo transporte de cargas. Ahí hicimos una protesta, se comenzaron a acumular camiones, y tras un llamado que hizo uno de los pasajeros a un ministerio nos permitieron ingresar”, manifestaron.

Ya en territorio puntano, fueron trasladados al autódromo, donde les hicieron controles de salud y luego los transportaron a sus casas para cumplir la cuarentena. “La pasamos muy mal y nadie nos ayudó, ni el gobierno ni el consulado”, dijeron.