Deportes |

El campeonato Guillermo Chiampo es algo “loco” según Leo Ambrosino

El ex titular de la Liga y de Colón de Arroyo Cabral solicitó expresar públicamente su desacuerdo con el actual torneo del fútbol local. “Está mal organizado, no es equitativo, ni atrayente", dijo.

El doctor Leo Ambrosino fue presidente de la Liga Villamariense de Fútbol desde 1986 a 1992.

Se encargó de trasladar la historia de la Liga a un libro al celebrarse el centenario de entidad madre del fútbol local.

El reconocido ex dirigente de Colón de Arroyo Cabral (que precisamente bajo su mandato fue tetracampeón en los años 1986, 1987, 1988 y 1989; Argentino obtuvo la corona en 1990; y Rivadavia en 1991), solicitó ayer que se publique su opinión acerca del actual campeonato que lleva el nombre del ex arquero de la entidad “rojinegra” cabralense y el Seleccionado local: Guillermo “Loco” Chiampo.

Este medio le otorga el espacio que solicitó, atendiendo a que se trata de una ex máxima autoridad de la Liga Villamariense de Fútbol, que aclaró que su deseo “es evitar que se vuelvan a cometer estos errores, y no criticar a la actual conducción de la Liga. No tengo nada en contra de Claudio Martínez, ni de su gestión, ni de los integrantes del Consejo Directivo. Sólo expreso mi desacuerdo con la organización de este torneo”.

La opinión de Leo Ambrosino

La misiva indica textualmente lo siguiente:

“El Campeonato ‘Guillermo Chiampo’ es algo loco...

Cuando se lleva jugado poco más de la mitad del Campeonato de primera división ‘Guillermo Chiampo’, salta a la vista que su programación no fue muy acertada y afecta a Clubes que se sienten perjudicados. 

¿Cómo van a conformar cuatro zonas tan desiguales en posibilidades de pasar a la siguiente fase? 

Basta ver la tabla de posiciones de la zona A, con cinco equipos de los más fuertes, que deberán luchar hasta la última fecha para que se clasifiquen dos de ellos. 

Mientras que, si miramos las otras zonas, donde las posibilidades eran mayores porque las disputaban sólo cuatro, en algunas la mitad de los protagonistas ya han perdido, o casi, sus chances de seguir.

Y llevó a esto, la mala organización del Torneo, que no resultó equitativo y atrayente, en el que pasarán a la ronda siguiente, los clubes que más invirtieron y trabajaron para armar los mejores conjuntos.

No es ésa la manera indicada para que los Directivos de la Liga, premien los esfuerzos de los pocos sostenedores del fútbol en cada institución, que no encuentran formas de conseguir recursos para terminar la temporada. 

Y si, para colmo, la programación del fixture, los obliga a jugar tres partidos de locales y tres de visitantes consecutivos, ¿cómo hacer para afrontar los gastos fijos, que no son pocos?... 

Con sólo utilizar la Tabla de Sorteo de partidos, confeccionada por el Consejo Federal de la AFA, en la que nunca, o apenas excepcionalmente, un club puede tener DOS partidos seguidos de local, no habría ocurrido este verdadero disparate. 

También pudo ser bienvenida una consulta con Alejandro Marino o Francisco Bordini, secretarios por muchos años en la Liga para que brindaran su asesoramiento.

Hubo un tiempo en la LVF cuyos Delegados (léase Giovanardi, Parajón, Vicario, Gallo) privilegiaban y defendían a la Entidad madre, hasta por encima de sus representados, cuidando el prestigio que otros, más antiguos, habían logrado para esa institución, orgullo de Villa María y también de la región. 

Ellos tuvieron tarea fácil cuando el sistema de Campeonato era siempre por puntos, pero después con la afiliación de nuevos Clubes y cifras de afiliados distintas cada año, se vieron obligados a estudiar distintas maneras para programar los torneos. 

Así en 1970, ya con 17 equipos se comenzó con las dos zonas, de las cuales los 1° y 2° de cada una se enfrentaban cruzados para ser los finalistas. 

Pero en 1974 había disminuido el número de Clubes y los del interior consiguieron se dejara de lado la división de una zona para Villa María y la otra para el campo, volviendo al clásico torneo de todos contra todos, por puntos, que fue el primer Campeonato logrado por Rivadavia, quien inicia además la participación en el Torneo Regional organizado por la AFA. 

En el ‘78 tres zonas para 12 equipos; en 1982 dos torneos: premundial y postmundial con implementación de ascenso y descenso; y así sucesivamente, modalidades distintas hasta 2011 en que se empieza con el sistema similar al de los Campeonatos Mundiales organizados por la FIFA, que son mitad por puntos y mitad por eliminación directa.

Con la sola intención de preservar el prestigio de la Centenaria LVF, marcamos los errores que necesitan ser corregidos en los próximos torneos. 

A veces las consultas con los auténticos responsables en cada Club de la puesta en cancha del equipo, pueden aportar ideas y proyectos diferentes a los que siempre se dan por buenos...

Es lo que necesitamos para continuar una rica historia.

LEO AMBROSINO”. 

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas

Lo que se lee ahora