Provinciales |

El presupuesto provincial asigna un 204% más de fondos en obra pública

La cifra para inversión en infraestructura asciende a $ 133 mil millones, el 54% de los cuales será para proyectos viales. En partidas sociales hay un incremento del 17% en términos reales. El inmobiliario sube 41% promedio

El gobierno provincial envió el proyecto de presupuesto para el año próximo a la Unicameral y hoy estará el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, a partir de las 10, explicando los detalles y respondiendo las inquietudes de los legisladores.

Según lo remarcado en el mensaje de elevación, la planificación realizada para 2022 se apoya en tres ejes: justicia social, crecimiento económico sostenible y fortalecimiento de las instituciones. “Para el año 2022, la gestión provincial se concentrará en dar continuidad a la ejecución del presupuesto de manera austera y responsable, permitiendo cubrir sus necesidades operativas y financieras y dar respuesta a las crecientes demandas sociales y de política sanitaria, generando a su vez ahorros para enfrentar los compromisos en obras. La Provincia atenderá con especial énfasis las erogaciones necesarias para el desarrollo de los sectores de la población que se encuentran en una situación socio-económica más vulnerable, profundizando las inversiones de carácter social”, define el Presupuesto.

Entre los puntos centrales establece una fuerte apuesta a la obra pública, con un incremento nominal del 204% en las partidas en su comparación interanual, un ajuste del impuesto inmobiliario urbano y rural de forma escalonada dependiendo del tamaño o valor de la propiedad, y un alza en las partidas sociales del 53%.

En este último punto, enumera poco más de 40 programas destinados a la inversión social, que en conjunto disponen de un total de $ 48.008 millones de crédito presupuestario, lo que implica un incremento interanual real del 17% (+53% nominal) frente al gasto público social estimado para el cierre del corriente año.

Entre los principales programas en términos de montos presupuestados se encuentran los vinculados a asistencia alimentaria, tales como el Paicor ($ 12.245 millones); Más Leche Más Proteínas ($ 1.627 millones) y Tarjeta Social ($ 1.312 millones). Estos programas agrupan el 32% del total del gasto público social presupuestado.

Por su parte, el gasto en obras ascendería a poco más de $ 133.000 millones, lo que implica un incremento del 204,5% interanual en términos nominales (128,9% real) respecto a los niveles esperados para el ejercicio 2021. “Se estima que como porcentaje del gasto neto de coparticipación a municipios, el gasto en obras alcance el 17% en 2022, superando al ratio promedio del periodo 2012-2020, que se ubicó en el 10%”, indica el mensaje enviado a la Legislatura.

En detalle, se destaca la inversión en obras viales, con una participación del 54% sobre el total. Siguen en orden de importancia las partidas previstas para cloacas y desagües pluviales, acueductos, agua potable y sistema de cuencas hídricas, que en conjunto dan cuenta del 22% de la inversión planificada.

Por otro lado, un 11% de lo presupuestado se destinaría a la construcción y/o equipamiento de hospitales (6% del total) y escuelas (5% del total). En tanto que el 6% de los recursos destinados a obra pública serían asignados a la construcción de viviendas, el mejoramiento de las redes de infraestructura barriales y equipamiento comunitario. Finalmente, un 8% se destinaría a obras de mantenimiento y construcción de edificios varios y gasoductos.

Ingresos tributarios

En materia impositiva, los ingresos tributarios provinciales se estiman en $ 267.001 millones para el año próximo, presentando un incremento nominal del 43,8% al comparar con la proyección de cierre para 2021 (+8,1% real). A nivel desagregado, los recursos provenientes de la recaudación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos se estiman en $ 203.613 millones, mostrando un incremento interanual del 43,3% en términos nominales y del 7,8% en términos reales. Explican, además, la mayor parte de la recaudación propia.

Por su parte, los recursos patrimoniales –impuesto inmobiliario, automotor y embarcaciones-, se estima que alcanzarán los $ 34.645 millones. En el caso del Impuesto Inmobiliario se prevé un incremento del 44,9% respecto al cierre proyectado para 2021, y al considerar la recaudación del Impuesto Automotor el incremento interanual sería del 42,3% en términos nominales. Por último, en el caso del Impuesto a los Sellos se espera recaudar $ 28.743 millones (+47,0% nominal y 10,5% real frente a los montos proyectados de cierre 2021).

En el mismo capítulo tributario, los impuestos plantean distintos esquemas de actualización. En los inmuebles urbanos, se diferencia entre aquellos edificados y baldíos, aplicándose un adicional para el caso de los terrenos baldíos “con el objetivo de incentivar la construcción y los desarrollos inmobiliarios”, explica.

Bajo esa premisa, se estableció como objetivo un aumento promedio del 41%, aunque con diferencias según el valor del inmueble. En particular, inmuebles valuados en más de $ 6.250.000 (valor de mercado aproximado mayor a US$ 200 mil, representan el 6,5% del total) tendrán la mayor suba, con el 58%. Para el caso de los baldíos, los de mayor valor tendrán subas de hasta 67%.

En el inmobiliario rural también se estableció una escala: el promedio de incremento será del 57%, con un piso del 41% y un techo del 61%. En la alícuota más baja está incluido el 58% de los establecimientos productivos, detalla el proyecto ingresado a la Legislatura.

Para el caso de los automóviles, camionetas, camiones y ómnibus, se presentan variaciones en el impuesto básico que se encuentran entre el 39% para los de menor valor (hasta $ 1.500.000) y 44% para aquellos con valuaciones superiores a $ 3.500.000. En promedio, el conjunto de este grupo de automotores registrados en la Provincia pagará un impuesto con un 42% de incremento.

La Caja

Por su parte, en cuanto a la Caja de Jubilaciones de la Provincia, que en parte se financia por partidas que envía la Nación como parte del convenio firmado con la Provincia cuando ésta decidió no transferir el sistema previsional.

Luego vinieron años de discusiones en torno a cuánto era el monto que debía aportar la Nación, lo que llevó incluso el tema a la Corte Suprema.

Lo cierto es que el proyecto de presupuesto provincial prevé que las transferencias de Anses para el financiamiento de la Caja de Jubilaciones asciendan a $ 29.257 millones ($ 12.864 millones de anticipos por el 2022 más $ 16.393 millones de diferencia por los recursos ingresados en 2020).

Argumentos

Desde la Provincia se destacó que “el objetivo es sostener los ingresos del Estado en base a reducir la evasión y la mora, cuidando la equidad y la eliminación de distorsiones que afectan la inversión y la generación de empleos. Bajo esta lógica se proponen reformas sobre algunos aspectos puntuales del Impuesto sobre los Ingresos Brutos y a los Sellos que apuntan a reducir la carga tributaria y administrativa que soportan los contribuyentes, aprovechando la transformación digital”.

Y agrega: “En el impuesto inmobiliario, al igual que el año pasado, no se modifican las valuaciones de las propiedades. En el caso de los inmuebles urbanos, se sostiene la política de exceptuar del pago del tributo a las familias en estado de vulnerabilidad social. Esto lleva a que alrededor del 13% de los inmuebles no paguen el impuesto”.