“El sufrimiento siempre es singular y subjetivo”

La titular del Colegio de Psicólogos señaló que por eso, lo que para uno es sufrimiento puede que para otro no lo sea. También habló del desamparo y de los tiempos actuales

No saber qué puede pasar, miedo a la pérdida del empleo, inestabilidad emocional y económica. Todo eso conjuga lo que la titular de la regional local del Colegio de Psicólogos de Córdoba, Silvana Pons, definió como “los nuevos modos de padecimiento”. Un combo que genera aislamiento, indefensión y soledad.

“El sufrimiento siempre es subjetivo y lo que para vos implica sufrimiento puede que para otro no lo sea”, precisó. 

Y explicó: “El sufrimiento siempre es singular y subjetivo, el punto es que cuando estamos en una sociedad con tanta vulnerabilidad y desigualdad, que el sujeto se encuentra en un desamparo familiar, desamparo laboral, educativo, entonces es como que están todos los ámbitos atravesados por esa situación de vulnerabilidad, de quiebre y la situación laboral es una situación muy importante, porque eso genera un deterioro y una situación emocional clave que hace que los adultos, que son los que tienen que contener a los niños, también se encuentren angustiados por la precarización laboral, las situaciones de temor a quedarse sin empleo o porque el dinero no alcanza”.

Desde el Colegio

Pons está cursando su primer mandato al frente del Colegio de Psicólogos, el que comenzó en febrero. “Habitar los espacios institucionales es el único modo desde el cual se puede construir, y hay que habitar con discursos fuertes, que uno pueda sostener, creo que callar nunca es el camino”, indicó. 

Remarcó que con quienes la acompañan llegaron al Colegio “con la inquietud de generar algo diferente”, a partir del trabajo en equipo. 

También “maximizar el nivel académico de los espacios de formación” y afianzar la participación. “Un colegio abierto y participativo, que el colega pueda venir a proponer, nosotros después nos encargamos de gestionar”, agregó.

Pons también marcó la diferencia de lo que implica el campo de la salud mental, de la práctica del psicólogo, “de lo que es la autoayuda, que es algo totalmente diferente”. 

Y añadió: “Estamos en un momento clave donde podemos centrarnos en la escucha, en lo discursivo, en el trabajo de políticas de salud mental, con presupuesto, y no centrarnos tanto en el cerebro que no es algo que esté directamente relacionado con la salud mental, con el padecimiento ni con el sufrimiento”. Pensar que el sufrimiento “no está alojado allí en el cerebro en tanto función fisiológica”.

Esto implica darle la cabida que la salud mental requiere, “alojarla desde lo discursivo, darle vía a través de los institucional, con lugares en el organigrama”. Y remarcó: “Un lugar en el organigrama no es sólo reconocimiento sino la posibilidad de que el colega gestione presupuesto”.

Invertir en salud mental como una forma de “pensar en el bienestar general de la población”.



Mariana Corradini.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas