Arquitectura | elementos | seguridad | personal

Consejos para prevenir siniestros en tareas domésticas

Ya sea en personal contratado o al momento de poner manos a la obra en nuestro hogar, es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones y medidas. ¿Qué sugieren los especialistas?

Un siniestro de envergadura registrado a principio de semana en barrio Villa Golf, de Río Cuarto, tomó trascendencia nacional por la figura pública del propietario del inmueble afectado. Si bien no se conocieron oficialmente los resultados de las pericias oficiales que determinarán el origen del incendio que devoró la cubierta de una vivienda propiedad del tenista Agustín Calleri, las primeras hipótesis barajaban la posibilidad de que el foco pudo tener origen en las tareas de colocación de membrana asfáltica sobre un techo de ese mismo sector.

Al margen de ese caso particular, el suceso sirve para traer a colación una serie de consejos a tener en cuenta al momento de realizar una tarea en el hogar, ya sea contratando a trabajadores externos o intentando poner manos a la obra sin tener mucha experiencia en tal o cual labor.

Consultado por Puntal ADC, el licenciado en Higiene y Seguridad en el Trabajo (M. CIEC Nº 7.015), Guillermo Viale, explicó que prevalece en el imaginario colectivo una falsa idea que postula que los riesgos existen solamente en el ámbito de trabajo de las personas y que al salir del lugar donde nos desempeñamos laboralmente ya no los consideramos como tal.

“No hay motivos para no tomar recaudos a la hora de trabajar en casa o a la hora de contratar personal en momentos en que tengamos que realizar alguna tarea”, señala Viale.

Mano de obra tercerizada

Entre las medidas mínimas y básicas que deben exigirse al momento que un tercero llegue a nuestro hogar a efectuar cualquier tipo de labor de pequeña envergadura, debe requerirse que dispongan al menos de un seguro contra accidentes, de forma tal que se encuentren protegidos ante cualquier imprevisto.

image.png
Foto: Pinterest

Foto: Pinterest

“Los riesgos más comunes son el riesgo eléctrico, las tareas en altura o trabajos en caliente, como por ejemplo soldaduras o colocación de membranas. Por eso es necesario tomar recaudos, siempre con criterio”, comenta Viale.

En tanto, si se trata de una obra de mayor escala, incluso puede exigirse un seguro de Responsabilidad Civil para prevenir cualquier tipo de eventualidad.

Para el licenciado en Higiene y Seguridad en el Trabajo, toda intervención que tenga que ver con instalaciones de gas o eléctricas, deben ser asumidas exclusivamente por personal matriculado, tal como lo exige la normativa vigente.

image.png

Será necesario también que antes del inicio de las tareas, los operarios conozcan la ubicación del tablero eléctrico y de las llaves de corte de gas para que puedan acudir de inmediato frente a cualquier imprevisto. “Si va a trabajar en caliente, ya sea con soldaduras o sopletes, debe llevar consigo al menos un extintor para atacar cualquier posible principio de incendio”, agregó.

Por su parte, el director de Defensa Civil de Río Cuarto, Javier de Olmos, comentó que el personal que lleve adelante este tipo de tareas debe estar capacitado y disponer de un matafuego de al menos 5 kilogramos, en adelante, para poder estar a la altura de las circunstancias ante una eventualidad.

“Hay que tener en cuenta que muchas veces se trabaja en proximidad de elementos de alta combustibilidad, tales como la madera o membranas asfálticas, por lo que hay que tener suma precaución ante la protección de esos elementos”, consideró De Olmos.

Para agregar: “A eso se le suma que en ocasiones la madera suele estar protegida con productos inflamables como barnices u otros que favorecen aún más la propagación de las llamas”.

Prevenir desde casa

Guillermo Viale se muestra convencido que la educación es el pilar de base de la prevención de cualquier tipo de siniestros.

““Debemos generar conciencia desde niños para que se interprete que los elementos de seguridad son preventivos, independientemente que su uso sea exigido como obligatorio a través de la normativa. Por ejemplo, en ocasiones suele oírse que hay que llevar el cinturón puesto porque de lo contrario podemos sufrir una multa de la Policía Caminera, pero en realidad, al cinturón hay que llevarlo colocado como una medida asumida para mitigar el daño de un posible accidente. Desde ese primer aprendizaje ya se empieza a trabajar en prevención”, sostiene.

image.png
Foto: Toolmen

Foto: Toolmen

En ese marco, resalta nuevamente la necesidad de tomar medidas también al momento de llevar a cabo tareas dentro de la casa, como puede ser cortar el césped, cambiar una lámpara o fritar papas en aceite, por ejemplo.

“Uno ve que en instituciones públicas o privadas hay matafuegos, pero vamos a casa y no los hay porque nadie los exige. Pero en realidad todas las viviendas deberían tener un extintor a mano como para atender de inmediato un posible principio de incendio”, considera Viale.

Y añade: “Asimismo, no tenemos que ‘jugar a ser bomberos’ porque cuando la situación adquiere gravedad, debe acudirse a quienes están preparados para ello y salvaguardar nuestras vidas”.

Entre las recomendaciones básicas de seguridad en el hogar enumera la necesidad de contar con una protección diferencial en el sistema eléctrico (conocido vulgarmente como “salvavidas”), un extintor de al menos 2,5 kilogramos y una correcta identificación de las llaves de corte de gas y del tablero eléctrico.

image.png
Foto: Pinterest

Foto: Pinterest

“Hay una sola excepción que es cuando se prende fuego el aceite de fritura: nunca se le debe arrojar agua porque se dispersa aún más el fuego, sino que lo recomendable es, en la medida de lo posible, asfixiarlo tapándolo con un trapo mojado hasta sofocarlo”.

En tareas como corte de césped, es aconsejable utilizar elementos para la protección ocular tales como los antejos para trabajo que son muy útiles especialmente al momento de utilizar la bordeadora, donde un trozo de pasto o de tanza despedidos a alta velocidad pueden resultar una amenaza.

También con la máquina cortadora de césped deben tomarse los recaudos correspondientes verificando que el cable no quede en el área de corte o bien que pueda alcanzar nuestros pies o manos en algún descuido. “Muchas veces la confianza juega en favor de los siniestros”, finaliza el profesional.

Lo que se lee ahora