Policiales | Emos | Justicia | juicio

Condenaron al conductor que chocó, mató y abandonó a un agente de Emos

En un juicio abreviado, Mauricio Flores recibió una pena de seis años y nueve meses de prisión por la muerte de Rodrigo Graf. El trágico accidente fue el 12 de junio de 2012 en la esquina de Humberto Primo y Sobremonte

A más de ocho años del trágico siniestro vial, la familia de Rodrigo Graf consiguió algo de consuelo en la Justicia al conocer que el acusado de provocar la muerte del empleado de Emos irá a la cárcel. En un juicio abreviado, la Cámara Primera del Crimen condenó a Mauricio Flores a una pena de seis años y nueve meses, al encontrarlo culpable del homicidio culposo agravado.

Flores estuvo prófugo de la Justicia desde marzo pasado cuando debía comparecer ante el tribunal que lo iba a juzgar hasta mediados de año.

Flores -una vez detenido- recibió ayer una condena de seis años y nueve meses de prisión, pena que será de cumplimiento efectivo. La misma es el resultado de la unificación de la causa del choque y otra pendiente que está relacionada con la comercialización de estupefacientes, explicaron fuentes judiciales.

La tragedia ocurrió el 13 de junio de 2012 en la esquina de Humberto Primo y Sobremonte.

Graf, de 37 años, se desempeñaba como empleado del Emos en el tanque de agua y a las 6.45 de la mañana se dirigía hacia su puesto de trabajo en moto cuando lo embistió un auto con dos ocupantes a bordo.

En diálogo con Puntal, el abogado querellante, Emiliano Perotto Ghi, se mostró conforme con el fallo, aunque reconoció que nada le devuelve a Rosana Rivarola -la esposa de Graf- la pérdida sufrida.

El abogado dijo que el imputado aceptó y reconoció todos los hechos que se le adjudicaron, por lo tanto la Fiscalía acordó con la defensa la pena mencionada.

Al darle la posibilidad de hacer uso de la palabra, Flores permaneció en silencio. "No mostró ningún tipo de remordimiento, ni tampoco pidió perdón", lamentó el letrado.

Registro fílmico

El choque fatal quedó registrado por cámaras de seguridad de la zona. Las imágenes mostraron que los automovilistas escaparon y abandonaron al motociclista, que posteriormente murió como consecuencia de las gravísimas heridas sufridas.

La investigación logró identificar a Flores como el conductor del vehículo Volkwagen Vento implicado en el siniestro, mientras que el acompañante nunca se logró identificar.

Días después del hecho, Flores fue detenido pero la Justicia le terminó concediendo la libertad a la espera de que la causa avanzara con la etapa de instrucción. Cuando lo citaron a juicio, en marzo de 2020, no se presentó y nuevamente libraron una orden de captura en su contra.

A mediados de este año, Flores, que además tiene antecedentes relacionados con tráfico de estupefacientes, pudo ser localizado, arrestado y puesto a disposición de las autoridades judiciales.