Nacionales | empresas | bancos |

Compromiso para que las empresas se mantengan en pie después de la veda

El Presidente afirmó que el Gobierno hará "todo lo posible" para que no cierren sus puertas definitivamente y puedan reiniciar sus tareas

El presidente Alberto Fernández aseguró ayer que su gobierno hará "todo lo posible" para que no haya empresas que tengan que cerrar definitivamente sus puertas mientras dure la cuarentena porque es necesario que estén "en pie" para "el día después", cuando se reinicie plenamente la actividad.

Fernández dijo que "poco a poco" se van a ir destrabando los créditos con tasa del 24% y garantía del Estado nacional en los bancos, porque los interesados van cumplimentando todos los requisitos para poder acceder.

Según dijo el Presidente, la semana pasada estos créditos ya estaban disponibles en algunos bancos pero "había requisitos que la gente no conocía" y los interesados en acceder a ellos "se presentaban sin el trámite del Fondo de Garantía".

Fondo de Garantía

El 1 de abril, el Gobierno ordenó al Fondo de Garantías Argentino (Fogar) establecer una bolsa de dinero de afectación específica por 30.000 millones de pesos para que otorgar garantías de los préstamos que las entidades bancarias otorgan a las pymes en medio de la pandemia.

"Vamos a hacer todo lo posible para preservar las empresas y las fuentes de empleo. Hoy necesito que la gente se quede en su casa para proteger la salud", dijo.

En ese sentido, señaló que el Gobierno va a "hacer todo lo posible para que las empresas que no pueden abrir, no cierren (definitivamente) y mantengan los puestos de empleo".

Piden declarar “sujetos de crédito”

En tanto el exsecretario de Comercio Interior Guillermo Moreno pidió ayer que el Gobierno declare a las empresas "sujetos de crédito" para poder acceder a préstamos bancarios, y que se disponga la "emergencia" del comercio exterior con el fin de administrar los ingresos de dólares que necesita el país.

El funcionario kirchnerista dijo que los bancos tienen más de 500.000 millones de pesos inmovilizados, que no pueden prestar porque muchas empresas no reúnen las condiciones para acceder a préstamos.

Moreno señaló que esa traba se resolvería con una "humilde resolución del secretario de Comercio, declarando sujeto de crédito a las empresas, más allá de su plan de negocios o su flujo de caja futuro".

"Si no prestan, no es porque no son buenos, sino porque hay una reglamentación del Banco Central que tienen que cumplir", explicó Moreno.

"A las empresas hoy no les alcanza el balance, sino que los bancos miran si es rentable su plan de negocios y su flujo de caja, y hoy nadie está facturando y por eso no son rentables", advirtió.

Opinó que si Comercio Interior emitiera esa resolución el Banco Central tendría "las manos libres para instruir a los bancos que se preste la plata y puedan ir al mercado para reactivar la economía".