Villa María | entrevista | mauro-beltrami |

Recordó que no hay orden que se pague si antes no pasa por el Tribunal

Necesita el visado previo. El presidente del órgano de control destacó la transparencia de las cuentas locales y también anticipó que evalúan cambios para agilizar procesos e incluso ahorrar papel

Con el cambio de autoridades, Mauro Beltrami asumió en el Tribunal de Cuentas, en el que además ejerce la presidencia. 

En ese marco, y en diálogo con este diario, el exconcejal defendió el rol técnico del Tribunal, habló de lo que significa tener mayoría propia, señaló que la función de control debe estar alejada de cuestiones políticas y ratificó la transparencia del Municipio local. También anticipó que junto con sus pares está evaluando modificaciones que apuntan a agilizar procedimientos.

Beltrami precisó que en ese órgano municipal “el trabajo principal es poder revisar y controlar el funcionamiento económico del Municipio, principalmente el control de todas las órdenes de pago”. 

En ese punto, recordó que “no hay orden de pago que no sea controlada por el Tribunal de Cuentas, que también participa en los concursos de precios y en todo lo que es apertura de sobres, controlando la legalidad del acto”. Aclaró que ellos no definen “a quién se contrata y a quién no”, pero sí certifican la legalidad de los procedimientos.

El abogado precisó que, como tarea central en estos días que llevan desde la asunción, con los otros tribunos analizan entre los tres cada orden que sube y que llega “con el visado previo de los secretarios técnicos, que son los que dan el aval de que contable y jurídicamente se cumplen los requisitos que establece la normativa”.

Y, en ese sentido, ratificó la transparencia del Municipio local y explicó: “El tipo de control que se realiza asegura de que no hay dinero que salga del Municipio u orden que se pague que no pase por el Tribunal, que a su vez está compuesto por dos tribunos de la mayoría y uno por la minoría”. 

Sí admitió que “todo proceso puede ser mejorado” y afirmó que están en esa tarea. “Estamos en un proceso de evaluación de los mecanismos. Aún no hemos tomado decisiones pero hay cuestiones que las estamos revisando para ver si se pueden hacer de otra manera para dar mayor transparencia y mayor agilidad. Y en esa evaluación estamos revisando posibilidades de mejorar y creemos que todo lo que sea avanzar hacia la firma digital podría agilizar procedimientos pero también hay que trabajarlo para que si es así sea con transparencia y además permita que haya menos papeles porque es impresionante la cantidad de papeles que pasan por el Tribunal de Cuentas”, describió. 

El objetivo es agilizar. “Queremos tratar de disminuir el uso de papel y utilizar mucho más los medios electrónicos, que es hacia donde vamos. Por ejemplo la Justicia provincial empezó a implementar el expediente digital y creo que el Municipio en algún momento tiene que avanzar hacia eso también”, señaló. Aclaró que “cualquier medida que se tome será en conjunto con el área de Economía del Municipio”.

Ante la pregunta sobre si da más tranquilidad ser mayoría en el órgano de control, Beltrami habló de “la tranquilidad de que no se van a poner palos en la rueda por cuestiones políticas, que no se va a intentar demorar un pago por ese motivo”, pero advirtió que “en todo lo demás el del Tribunal es un cargo electivo que implica una responsabilidad personal en el cumplimiento de una función que establece una forma de control”. Ratificó que eso implica “una responsabilidad funcional mayor”.

Como se conoce, Beltrami llegó al órgano de control de la mano del intendente Martín Gill, actualmente en uso de licencia. Al órgano además lo componen Carola García, también del oficialismo, quien fue confirmada por la Junta Electoral Municipal luego del revés judicial para Nora Landart, y Miguel Maceda de Vamos Villa María.



Mariana Corradini.  Redacción Puntal

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas