Deportes | Europa | handball | pandemia

Simonet, máxima figura del seleccionado argentino de handball, jugará después de seis meses

Al igual que varias disciplinas, el balonmano vuelve luego de la pandemia.

El armador central Diego Simonet, máxima figura del seleccionado argentino de handball y que milita en el club Montpellier de Francia, volverá a jugar en la Copa de Europa, después de más de seis meses por la pandemia de coronavirus, y pronosticó que el equipo albiceleste puede "hacer algo lindo" en el Mundial de Egipto de enero próximo.

"Estoy muy bien, de buen ánimo, como siempre en cada inicio de temporada. Es la primera vez que me siento tan bien físicamente. El tiempo de suspensión de torneos me vino bien para que se me vayan pequeñas lesiones que tenía y así concentrarme y mejorar mis puntos débiles", le explicó Simonet a Télam.

Al referirse a su retorno a las competencias ante Skjern de Dinamarca, de visitante, por la ronda clasificatoria de la Copa de Europa, manifestó: "Será un partido durísimo. La vuelta la jugamos en Montpellier el 29 de septiembre y el que pasa de ronda ingresa a la fase de grupos. Ahí, los cuatro mejores de cada llave se clasificarán para los octavos de final".

"Como la Champions cambió de formato y la cantidad de equipos se redujo a la mitad, este torneo tomó mayor importancia porque tiene mejores equipos y casi el mismo nivel", puntualizó.

El "Chino", de 30 años, máxima figura de "Los Gladiadores", jugó su último partido el 4 de marzo en la victoria ante Tremblay por 36 a 25, y debutará en la Liga francesa 2020-2021, que finalizará en junio del año próximo, cuando su equipo -subcampeón en la temporada 2018-2019- reciba a Chartres el próximo fin de semana.

Simonet fue, además, doble medallista panamericano (oro en Guadalajara, México, 2011 y plata en Toronto, Canadá, 2015), y representó al país en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

En agosto del año pasado, Argentina, con Simonet en el equipo, derrotó 31-27 a Chile, se consagró campeón panamericano y logró su clasificación a Tokio 2020, en los que serán sus terceros JJ.OO.

De esta manera, una de las cartas ganadoras del seleccionado se prepara de la mejor forma para regresar a la competencia en Europa pensando también en el combinado nacional.