Río Cuarto | fondos | provincia | cuotas

Deuda en dólares: la Provincia asiste al Municipio y se pesifican las cuotas

El gobierno de Llamosas pagó ayer con fondos propios la primera cuota de 658 mil dólares. En los próximos 5 meses, los fondos llegarán desde Córdoba y Río Cuarto debería devolverlos en 36 cuotas y con tasa reducida.

El gobierno municipal finalmente le encontró una solución al complicado panorama que le significaba la deuda emitida a finales de 2017. Ayer canceló la primera cuota de 658 mil dólares con fondos propios (equivalente a más de 49 millones de pesos) pero además se garantizó la cobertura de las cinco cuotas restantes que quedan para el año a través de una asistencia financiera acordada con la Provincia.

El gobierno cordobés aportará los fondos a través de un fideicomiso y esa asistencia implicará, según detalló el Municipio, una pesificación de esos vencimientos y un cronograma más ventajoso: se estima que estos fondos que desembolsará la gobernación deberán ser devueltos a tasa baja y en 36 cuotas. Después restará definir el esquema de pago para todo el 2021, pero se analizan varias opciones, como renegociar directamente con los tenedores o cancelar parte de las obligaciones con fondos propios del Municipio.

Pablo Antonetti, secretario de Economía, explicó cómo será la operatoria durante el resto del año. “A pesar de una coyuntura tan difícil, podemos manifestar una buena noticia y trasladar cierta tranquilidad a los riocuartenses porque hemos honrado la primera de las 18 cuotas del cuadro de compromisos. Y lo hicimos con recursos propios. Pero también hemos logrado garantizar la cancelación de al menos las próximas cinco cuotas, los vencimientos que tienen plazos fatales en 2020. Lo hemos logrado a partir de un efecto combinado o articulado de los gobiernos nacional, municipal y provincial. A partir de la aparición de fuentes de financiamiento a partir de la crisis sanitaria del Covid, los fondos vendrán a partir de un fideicomiso nacional a través de la Provincia. Eso permitirá oxigenar las arcas municipales. Hemos venido trabajando en los últimos meses en una suerte de combinación entre los fondos que tomamos de las posiciones de superávit corriente que hemos sostenido durante 25 meses, más la asistencia provincia. Esto oxigena en definitiva a las arcas municipales en pos del cumplimiento de los compromisos y de este recalculado plan de gobierno de acá hasta al menos el final del año”, indicó el secretario.

- ¿Los fondos son nacionales y provinciales?

- La asistencia es provincial. Lo que pasa es que la Provincia usa parte de los fondos de ese fideicomiso que se da entre Nación y Provincia.

- ¿El Municipio deberá devolver esos recursos y con qué condiciones?

- Tiene un esquema de devolución pero aún no está acordado. Tenemos que terminar de cerrar algunas cuestiones con el gobierno provincial y supongo que en el transcurso de los meses lo iremos resolviendo. Lo que está garantizado es la asistencia. Y tenemos una presunción de lo que puede ser el esquema de devolución a raíz del análisis del fideicomiso, que habla de un reintegro en 36 cuotas y con una tasa de interés moderada. En los hechos, se genera una suerte de pesificación de este tramo de la deuda en dólares.

- ¿Qué se prevé para las cuotas que faltan, es decir para las de 2021?

- Para el tramo que sigue quedamos expectantes a dos cuestiones. Primero, cómo se comporta la reactivación de la economía. Segundo, cómo evoluciona la negociación fundamentalmente de la Nación, y también de la Provincia, con los bonistas en relación a qué norte se puede dar después del acuerdo para ver si existe la posibilidad de una cancelación parcial de los títulos o una eventual renegociación. Lo concreto es que estamos logrando algo por lo que siempre peleamos: llevar la deuda a un entorno razonable de pago, sin que esto implique perjuicios en la operatoria normal del Municipio en la prestación de los servicios públicos y en el plan de obras públicas que de ahora en más va a empezar a retomar el cauce normal y habitual que había antes de marzo.

Antonetti remarcó además que es beneficioso el hecho de que se modifique el acreedor y que ahora la negociación deba hacerse con la Provincia.