Villa María | fútbol | espacios | Villa María

Las canchitas de fútbol y los gimnasios con turnos agotados

Volvieron los picados futboleros. Se terminaron los turnos en todos los espacios de la ciudad y ya no hay horario disponible para la semana que viene. Por su parte, los gimnasios sumaron una hora y el sector lo agracece

Volvieron los picados. Desde el lunes Villa María dio el pitazo inicial y las canchitas de fútbol abrieron sus puertas luego de ocho largos meses.

Como en todos los rubros hubo desesperación por parte de los propietarios que perdían la fuente laboral, amparados en que se habian flexibilizado varias actividades deportivas y recreativas que en varios casos tenían más contacto que en una hipotética jugada futbolera.

Las autoridades dieron el visto bueno la semana pasada y desde el inicio de la semana se gritan goles atorados, se incrementa la polémica, se discute y sobre todo se respira la pasión que tanto les faltaba a muchos villamarienses.

Uno de los propietarios de los espacios habilitados es David Reano, el exfutbolista de Boca Juniors. Dialogó con Puntal Villa María y expresó: “Regresar fue una alegría enorme para los que estamos al frente del complejo y también para los usuarios. Fueron meses de mucha incertidumbre, donde veíamos que se habilitaban actividades con más contacto que el fútbol y sentíamos la necesidad de volver. Sabemos que es una prueba, respetamos los protocolos sanitarios a rajatabla, tenemos una declaración jurada, una planilla que completan los jugadores y vamos a demostrar en estas semanas que se puede practicar el deporte y no contagiarse”.

-¿Cómo fue la logística del regreso?

- Cuando se notificó por parte de la Municipalidad de Villa María que se iban a habilitar los espacios deportivos grupales no competitivos y allí nos encuadraba a nosotros, priorizamos a los grupos que tenían turnos fijos antes de la pandemia. Por suerte la mayoría reconfirmó el espacio y a partir de allí armamos el cronograma de la semana, que la tuvimos totalmente completa y la que viene ya está reservada.

244f32d3-fba0-49ea-a0fe-b484c0bf81f7.jpg

-¿Qué respuesta tuvo con los clientes y las nuevas medidas de bioseguridad?

- Cada persona que llega ya sabe cómo son los protocolos y los pasos a seguir para ingresar a jugar. El uso de barbijo, la prohibición de los vestuarios y los formularios a completar. Los equipos no se cruzan entre el turno saliente y el entrante y eso es importante. La respuesta ha sido muy buena, la gente es responsable, con el tiempo ha tomado conciencia de que todos tenemos que aportar desde cada lugar para seguir adelante.

-¿Cómo han sido estos meses de puertas cerradas?

-Difíciles. Como en todos los rubros. Esta actividad por ahí te da la chance de tener otros trabajos para subsistir, pero muchos complejos tenían dos o tres empleados y la mantención del espacio es realmente muy costosa. Necesitábamos la apertura, nosotros somos conscientes de que aportamos a la ciudad para evitar la circulación del virus, tenemos todas las medidas de seguridad correspondientes. Ha pasado que se metía gente a jugar en los complejos en forma clandestina, se han armado torneos en campitos y esas situaciones son incontrolables, cosa que acá es todo lo contrario.

-Estas semanas son a modo de prueba. ¿Qué cuestiones se deberían mejorar o rever?

- Seguramente lo plantearemos cuando llegue el momento, hoy estamos satisfechos con la apertura de la cancha, si todo va bien extenderíamos hasta las 23 que en temporada estival es importante. Por otra parte, habría que ver el denominado “tercer tiempo”, nosotros podemos vender bebidas en modalidad take away y algunos grupos compran y se quedan en la vereda de los complejos, los que tenemos bar queremos tener la posibilidad y utilizar las mesas como lo hacen los espacios gastronómicos. Es una forma más de colaborar y controlar la circulación.

Para finalizar, Reano, dueño de Complejo Planeta Gol, que en el mes de diciembre va a mudar la Escuelita de fútbol al turno mañana, puntualizó: “ Los chicos que usan nuestro espacio más que clientes ya son como amigos, fue lindo volver a tener el contacto, muchos de ellos habían empezado otros deportes pero no lo pudieron sostener porque les gusta el fútbol y está demostrado con estudios que los contactos no llegan ni a un minuto. La gente se distiende, se saca los problemas, baja decibeles laborales, genera lazos y reduce tenciones. Es salud.

En el mismo sentido, el profesor de educación física y propietario del gimnasio Impulso, Ezequiel Acosta, manifestó: “La extensión horaria nos vino muy bien porque descomprimió y le facilitó el espacio a la gente que trabaja hasta tarde. Teníamos mucha demanda en poco tiempo y ahora estamos bien distribuidos”.

-¿Los alumnos se acostumbran a los cambios?

- Es un tema, de a poco se va expandiendo y cada uno de los clientes se va organizando, para todos es nuevo y de a poco nos vamos acercando a la normalidad.

Para finalizar Acosta se refirió a la ventilación en los espacios deportivos: “Estamos pidiendo y tratando de que tenga un sustento teórico en las respuestas que nos dan porque más allá de las ventanas, necesitamos ventilación mecánica, se vienen días de mucho calor y es fundamental. Por otra parte nos dijeron desde el municipio que nos iban a dar un subsidio para paliar la situación que hemos padecido pero por ahora no hay nada.

32a5a8c9-1def-43c2-8771-77df5a145820.jpg