Nacionales | grabois | social | gente

Para Fernández, Grabois no estaba ocupando el campo

El Presidente consideró que el dirigente social fue al establecimiento rural entrerriano porque Dolores Etchevehere se lo cedió. También valoró un plan del líder de la Ctep.

El presidente Alberto Fernández consideró ayer que el dirigente social Juan Grabois "no estaba ocupando" Casa Nueva de Entre Ríos porque "estaba recibiendo un campo" de parte de Dolores Etchevehere que "se lo cedía".

Si bien ratificó que desde el Gobierno no alientan las usurpaciones y que defienden el derecho a la propiedad privada, negó que Grabois y el grupo Artigas hayan promovido una ocupación ilegal ya que llegaron a la estancia Casa Nueva de Entre Ríos de la mano de una de las presuntas dueñas.

"No lo estaban ocupando, porque la verdad es que él (por Grabois) estaba recibiendo un campo de alguien que se lo cedía", remarcó, e insistió en que "había un conflicto familiar de intereses que complicó todo". Sobre los problemas de tierras que existen en el país, Fernández afirmó que "el método no es ocupar campos" y que eso "Grabois también lo tiene claro".

En esa línea, valoró la "idea base" del dirigente social ligado al papa Francisco de "buscar tierras fuera de los centros urbanos para que la gente se asiente y las explote".

"Es una idea a tener en cuenta. No es descabellada. Es para volver a recuperar la habitabilidad del campo", ponderó, y agregó que "detrás del planteo de Grabois hay algo serio, hay algo razonable, algo para discutir".

"La producción de cultivos como la soja desempleó cada vez más gente en los campos y generó hacinamiento en zonas urbanas", argumentó Fernández, reforzando la idea del líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).

En este sentido, el jefe de Estado -en sintonía con Grabois- dijo que hay "muchas tierras del Estado" que podrían "entregarse a quienes quieran realmente producirlas en un tiempo en el que hay una vocación social de volver a lo ecológico, la producción sin riesgo contaminante de herbicidas y demás".

"Lo estuve hablando con el gobernador de Entre Ríos (Gustavo Bordet), ver cómo podemos empezar a pensar soluciones de ese tipo que sirven y permiten sacar a la gente del hacinamiento de zonas híper pobladas como el Gran Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Bariloche, y darles tierras para que produzcan algo que hoy también es socialmente muy demandado, el alimento producido ecológicamente, sin agrotóxicos", reveló el primer mandatario.

"Son todas cosas que se podrían hacer y tienen un mercado y le permitirían a la gente vivir dignamente", completó.