Nacionales | Guzmán | Gobierno | fiscal

"El acuerdo con el FMI será enviado al Congreso", adelantó Guzmán

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó ayer que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) será enviado al Congreso para su respaldo y señaló que el mismo tendrá incorporado un "programa fiscal plurianual".

Guzmán dijo que en el proyecto de presupuesto 2021 el Gobierno incorporó una pauta "prudente" de financiar el déficit fiscal en un 40% con deuda pública y el 60% con emisión del Banco Central, pero posiblemente haya más financiamiento de los organismos multilaterales para el gasto en capital.

”Nunca se hizo”

“En el contexto del programa con el FMI, vamos a anunciar el programa fiscal plurianual (mínimamente tres años) y lo vamos a enviar al Congreso, que es algo que nunca se hizo. Un programa con el Fondo nunca se envió al Congreso”, resaltó.

El funcionario señaló que no se prevé que el déficit llegará a cero en tres años, dado que se necesitará "un poco más de tiempo" para alcanzar esa meta que el Gobierno tiene de eliminar el rojo fiscal.

"Lo vamos a anunciar. Todavía lo estamos trabajando (con el FMI). Hay que hacerlo de forma que funcione. El programa anterior (que firmó el macrismo) se hizo en tres semanas y así nos fue", manifestó Guzmán.

En ese sentido, el funcionario nacional descartó en declaraciones radiales que el gobierno de Alberto Fernández esté pensando en un ajuste fiscal severo como el que hizo el macrismo para ir reduciendo el déficit.

”No habrá ajuste”

"No habrá ajuste, sino una reducción del déficit fiscal que converja con la recuperación. Hay que redefinir cómo se gasta, gastar en lo que tiene más impacto en la recuperación", puntualizó el ministro.

Y precisó: "Hay una reducción 1,9% de PBI en pago de intereses de la deuda con respecto a 2019, lo que nos permite pasar ese monto a gasto de capital. Salud pública, educación… Son todos sectores donde se aumenta la inversión por redefinir prioridades".

"Devaluar no es una solución porque lleva a más inflación", afirmó el ministro, en medio de otra jornada de tensión cambiaria en la que el dólar blue llegó a $ 195.

"La política cambiaria seguirá siendo la misma, porque devaluar no es una solución, porque lleva a más inflación, y el poder adquisitivo del salario sería menor", sostuvo.

En declaraciones al canal América TV, destacó: “La Argentina ahorró US$ 40.000 millones con la renegociación de deuda, hay superávit comercial robusto y tomamos medidas para evitar que haya pérdidas de reservas”.

Reservas suficientes

“Las reservas que hay alcanzan para hacer frente a la situación cambiaria”, aseguró.

"Hay problemas; sin dudas, la brecha es un problema, pero las reservas alcanzan", indicó y dijo que la cotización del dólar blue es "menos importante que el contado con liquidación".

Guzmán recalcó que, "al no tener que hacer pagos de la deuda externa", la situación del mercado cambiario se puede manejar y remarcó que el país tiene un "superávit comercial robusto".

Planteó que por la situación ocurrida en los últimos años el gobierno anterior adoptó controles de capital que la administración actual se vio obligada a continuar.

Afirmó además que hay "capitales especulativos" que ingresaron al país durante el macrismo que ahora están buscando salir y lo hacen vía el mercado de contado con liquidación, lo que genera fuertes presiones cambiarias que el Gobierno no convalidará.

Guzmán apuntó que durante el gobierno de Mauricio Macri hubo un proceso en el cual capitales especulativos ingresaron al país buscando "retornos altos de corto plazo", como por ejemplo ofrecían las Lebac en 2016.

"Se metieron en posiciones de pesos y después no crecieron más en pesos. Y empezaron a salir en 2018 y 2019. Pero hubo una parte que quedó atrapada por los controles de capitales (que se establecieron en agosto de 2019). Y ahora siguen buscando salir", especificó el ministro.

Con el contado con liqui

Como esos capitales siguen buscando una salida, esos inversores optan por el mercado de contado con liquidación, por el cual logran salir de la Argentina "por goteo", lo que lleva a que el precio de la divisa en ese segmento tenga un valor de 181 pesos.

"En un contexto en el cual las expectativas se desanclan y esos capitales especulativos piensan que no van a poder salir, empiezan a apurar la salida. Y a eso se le suman actores argentinos también", dijo Guzmán.

El funcionario nacional pidió observar la "esencia" de esos inversores, dado que "nunca tuvieron interés en la economía real de la Argentina" y ahora con una orden de 5 millones de dólares hacen saltar la brecha.