Tranquera Abierta | Inta | La Pampa | Pablo Vázquez

En un año se duplicó el área de riesgo de incendios en el centro del país

Desde el Inta se alertó que las condiciones climáticas y el material combustible deben incentivar a los productores a generar acciones preventivas.

El área de riesgo de incendios en el centro del país se duplicó respecto al año pasado hasta alcanzar las 7 millones de hectáreas y se renueva la importancia de prevenir los focos con alertas tempranas y prácticas de manejo de pastizales, indicó el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Ante este panorama, el déficit hídrico que afecta a la zona, sumado a las altas temperaturas y la acumulación de material vegetal por las lluvias ocurridas entre agosto y septiembre, se “acrecienta el peligro” de que sucedan incendios en la región centro de la Argentina.

Según el estudio realizado por el organismo nacional, en La Pampa hay 4,6 millones de hectáreas en riesgo, mientras que en Buenos Aires se contabilizaron 1,4 millones y en Río Negro 1,1 millones.

El especialista en gestión ambiental y recursos naturales del INTA Anguil - La Pampa, Pablo Vázquez, explicó que la provincia pasó de tener 2 millones de hectáreas con riesgo entre moderado y severo a 4,6 millones.

https://twitter.com/INTAInforma/status/1329081802451947520

"Esto se debe a que las lluvias invernales demostraron que los pastizales, si bien están afectados por la sequía, respondieron muy bien a la lluvia, sobre todo en las zonas de difícil acceso para el ganado, como son las zonas muy arbustizadas o muy alejadas de las fuentes de agua. A esto se agrega que hay cerca de 3 millones de hectáreas que no se han incendiado en más de 10 años", explicó.

Para el especialista en sistemas de información geográfica del INTA Hilario Ascasubi - Buenos Aires, Alejandro Pezzola, indicó que el aumento que se produjo en el distrito bonaerense responde a “el año pasado no hubo grandes incendios, por lo que quedo mucha materia seca chica en suelo”.

“Las lluvias ocurridas entre julio y fines de septiembre favorecieron el brote de los pastizales y pasturas de alto desarrollo que ocupan un total de 1,1 millones de hectáreas en el sudoeste bonaerense”, agregó.

“Es imprescindible mantener alambrados, cortafuegos, picadas e instalaciones libres de vegetación, tarea que puede realizarse con arado o rastra de discos en una franja de ocho metros a cada lado del alambrado en los potreros con vegetación baja y de 20 metros en los campos con monte. Asimismo, coordinar con municipios y vialidad provincial - nacional el mantenimiento de las banquinas de rutas. También es importante no dejar materiales inflamables expuestos a altas temperaturas como leña, papel, pintura y/o combustibles, como así también mantener los accesos despejados y tanques australianos llenos de agua”, sugirió el Inta. “Es imprescindible mantener alambrados, cortafuegos, picadas e instalaciones libres de vegetación, tarea que puede realizarse con arado o rastra de discos en una franja de ocho metros a cada lado del alambrado en los potreros con vegetación baja y de 20 metros en los campos con monte. Asimismo, coordinar con municipios y vialidad provincial - nacional el mantenimiento de las banquinas de rutas. También es importante no dejar materiales inflamables expuestos a altas temperaturas como leña, papel, pintura y/o combustibles, como así también mantener los accesos despejados y tanques australianos llenos de agua”, sugirió el Inta.

En este sentido, ambos especialistas marcaron que “los riesgos de incendios son mayores a las del año pasado” e insisten en la necesidad de tener en cuenta las recomendaciones para productores para prevención.

Además, la presencia de numerosos focos de incendios en 11 provincias, dificultaría mucho la disponibilidad de recursos humanos y equipos para combatirlos.

Para el equipo de investigación del INTA es “fundamental” llevar adelante un buen manejo del campo para reducir el riesgo de registrar focos de incendios durante la época estival.

En este sentido destacaron la importancia de realizar tareas de prevención que consisten en mantener limpias de material combustible las picadas cortafuego, alambrados e instalaciones.

Informe completo en el este enlace.