Villa María | jardines | caravana | cuarentena

Nutrida caravana para pedir el regreso de los jardines

Más de 30 vehículos con globos y pancartas formaron parte de la protesta pacífica impulsada por los centros educativos de la ciudad. "La pérdida es grande, cada vez se nos hace más difícil", dijeron desde el sector. En Villa María y desde que inició la cuarentena ya cerraron dos espacios

Dueñas de jardines maternales privados de Villa María y docentes y familias que forman parte de dichas instituciones se dieron cita ayer a la tarde (minutos después de las 13) en Plaza San Martín para realizar una caravana que transitó diferentes arterias de la ciudad en señal de protesta.

Más de treinta fueron los vehículos que participaron. Lo hicieron con globos y pancartas en alusión al retorno de las actividades. “Queremos abrir nuestras puertas”, decía una de las tantas inscripciones.

Jardines 1.jpeg

La pérdida para los aproximadamente 25 establecimientos villamarienses “es muy grande”, resaltó ante PUNTAL VILLA MARÍA una de las propietarias.

A título personal, la mujer dijo que su espacio está sin recibir ningún tipo de cuota. “Solamente lo hacen aquellas familias que siguen ayudando, lo que nos permite pagar la mitad de los sueldos y los servicios”, sostuvo.

Quien gentilmente accedió a hablar con este matutino expresó preocupada que desde hace cuatro meses no puede cumplir con el pago del alquiler y el seguro.

Según contó, la deuda que sostiene con la inmobiliaria alcanzó los 60 mil pesos. “Arrastro esto desde marzo”, indicó.

En referencia a las contestaciones que recibieron desde el Municipio, o bien desde el COE Regional, afirmó: “No tenemos ningún tipo de respuesta lógica” y agregó: “Entendemos que gran parte de los rubros de la ciudad están trabajando, pero no sabemos por qué nosotras no. Ese es nuestro problema”.

“La pérdida es grande”

La mujer señaló que la cuestión excede al personal de los jardines. “Hay muchas familias que están trabajando y que dependen de nosotras, ya que no tienen dónde dejar a sus niños. Tienen que pagar niñeras que cobran muy caro”, evidenció.

La pérdida es grande, cada vez se nos hace más difícil porque estamos muy desprotegidas y nadie nos ayuda. No sabemos qué va a pasar La pérdida es grande, cada vez se nos hace más difícil porque estamos muy desprotegidas y nadie nos ayuda. No sabemos qué va a pasar

Este medio pudo saber que la cuarentena se cobró la vida de dos jardines maternales locales. La imposibilidad de sostener servicios, alquileres y el sueldo de docentes empujó a dos establecimientos de la ciudad a tomar la decisión más drástica.

“Con respecto a la provincia de Córdoba y al país, hubo muchos cierres más durante estos meses. Estamos acá para no seguir cerrando y para que nuestras colegas puedan trabajar como lo hace uno”, cerraron ante este matutino.

La caravana inició pasadas las 13 horas frente a la Catedral y finalizó en la Plaza Centenario minutos más tarde. La historia de dichas instituciones parece no encontrar un cierre agradable. Las respuestas por el momento no llegan y los jardines siguen cerrando.