Deportes | jugadores | NBA | Estados Unidos

Un grupo de jugadores no está convencido de reanudar la liga

Al rededor de medio centenar de protagonistas manifestaron sus dudas sobre la seguridad sanitaria con la que volverán a las canchas

Un grupo de jugadores de la NBA, en especial aquellos que juegan en franquicias que no tienen chance de buscar el título, analizan los factores de riesgo de la reanudación de la liga y preferirían que la vuelta a la competición no se concrete el 31 de julio próximo, según trascendió hoy en Estados Unidos.

En ese sentido, entre 40 y 50 jugadores formaron parte de una video conferencia en las últimas 24 horas y expusieron sus preocupaciones centradas en la reanudación del campeonato, interrumpido en marzo pasado por la pandemia de coronavirus, en la "burbuja" que van a crear en el Disney World Resort, de Orlando.

Los jugadores, según consigna EFE, citan una serie de temores, incluídas situaciones familiares, la incapacidad de abandonar el campus de Disney, la pandemia del coronavirus y las implicaciones que rodean el surgimiento de causas de justicia social en el país.

Muchos jugadores que deben concurrir a Orlando podrían tramitar un examen médico que podrían ponerlos en categorías de alto riesgo y así ser exceptuados de participar.

Tampoco está claro que va a pasar con los entrenadores más veteranos como son los casos de Alvin Gentry (65 años), de Nueva Orleans Pelicans; Mike D'Antoni (68) de Houston Rockets y Gregg Popovich (71) de San Antonio Spurs, el histórico DT del bahiense Emanuel Ginóbili.

La NBA y la Asociación Nacional de Jugadores de Básquetbol están de acuerdo en un plan que permitiría a los jugadores que lo decidan quedarse en sus casas sin tener consecuencias disciplinarias, consignaron varias fuentes consultadas.

No obstante, no hubo ninguna petición formal al sindicato por parte de ningún grupo que desee no tomar parte en la reanudación del campeonato con los 22 equipos que tienen opciones de estar en los playoffs.

A medida en que las negociaciones continúan para reanudar el campeonato, ha habido un mayor diálogo sobre la prudencia de volver a jugar para una serie de jugadores.

Los ejecutivos y entrenadores de la NBA han tenido una gran preocupación acerca de cómo los jugadores se adaptarán a un entorno diferente a cualquiera otro que hayan experimentado y cómo esos obstáculos podrían afectar el impulso competitivo de los equipos.

Muchos también se han preocupado, especialmente en equipos que no son candidatos al título, si algunos jugadores comenzarán a buscar vías para evitar la reanudación por completo.