Villa María | Justicia | valor | cuota

Los damnificados por planes de ahorro solicitan al Tribunal Superior de Justicia que sea "más razonable"

Tras la resolución, presentaron un pedido para poder continuar con el juicio y las cautelares adquiridas. De lo contrario, aseguraron que llevarán a cabo todas las medidas necesarias para obtener respuestas

Los más de 230 damnificados por los planes de ahorro de toda la región, concentraron ayer por la mañana frente a Tribunales de Villa María. Allí reclamaron al Tribunal Superior de Justicia que revea una resolución emitida por la Cámara Séptima de la Provincia en la que se declara incompetente para continuar su causa.

“Esperamos que el Tribunal Superior de Justicia de vuelta atrás y que podamos continuar con el juicio y las medidas cautelares”, afirmó una de las adjudicatarias, Paola Briganti, y continuó: “Deseamos de todo corazón que los jueces del Tribunal Superior de Justicia sean más razonables y no nos digan una barbaridad, como ‘vayan a la Justicia Federal’, que nos sacó a patadas hace dos años y medio”.

Los presentes, manifestaron que prefieren seguir “por los pasos legales, pacíficamente y como corresponde”, por eso presentaron el pedido. En caso de que sea ratificada la resolución, Briganti aseguró: “Haremos las manifestaciones que sean necesarias o lo que podamos hacer hasta que seamos escuchados, porque tenemos derecho a tener justicia”.

Resolución

En el lugar, los damnificados comentaron que la noticia por parte de la Justicia llegó a sus puertas 2 días antes de navidad y que entrada la feria judicial, pudieron presentar el pedido formal durante estos días. “La Cámara quiere anular todo lo que logramos, que nos quedemos sin nada y que ni siquiera podamos continuar el juicio”, declaró Briganti.

Asimismo, garantizó que sienten un abandono ante la falta de respuestas. Además, señaló que jamás pudieron corroborar si la cuota que pagan es la correcta, porque al declararse incompetentes siguen sin aclararles las dudas.

“No estamos pidiendo que nos den la razón, que nos regalen el auto o que dejen de cobrarnos las cuotas”, apuntó y siguió: “Lo que queremos es pagar una que sea razonable, acorde y lógica”.

Por otro lado, aseveró que desean continuar con su juicio, invocando los recursos necesarios para que sea demostrado si el pago mensual es el que corresponde. “Queremos una cuota justa”, reclamó.

Respuestas

En la entrevista, los vecinos exteriorizaron que se sienten preocupados, porque “les están cerrando las puertas” debido a que fueron rechazados por la Justicia Federal hace dos años atrás. “Si no es la nacional y no es la provincial, ¿a dónde vamos?”, exclamó Briganti.

Por otro lado, explicó que la causa que en la actualidad es colectiva, comenzó porque creen ser estafados al determinar el valor de la cuota y que se incumple con el contrato.

Otra de las vecinas, Gabriela Sesma Bomprezzi de Villa María, sostuvo: “Solamente estamos pidiendo que se respeten nuestros derechos de consumidores, porque nos están cobrando cuotas que constan del valor aproximado a dos autos y medio”.

En sintonía, otra damnificada fue Estela Monticche, oriunda de Monte Leña, quien declaró: “Nadie ve por el usuario, por el consumidor, nadie ve por uno” y remarcó: “Nos cuesta mucho sacrificio, sudor y lágrimas un 0km. Vos caes en ese sueño y te dicen mentiras”.

Allí puntualizó que necesitan en la Justicia que vean por la sociedad.

Cuotas

En el marco de lo que atraviesan, Briganti comunicó: “Queremos dirigirnos a todos aquellos que están pensando en las famosas cuotas fijas que les quieren vender y aclararles que son mentiras”. La entrevistada detalló que son respetadas desde la primera a la decimosegunda y que después “comienzan a aumentar hasta triplicar o cuadriplicar la cuota. No tiene techo”.

Sobre el valor mensual a pagar, Monticche aclaró: “Nosotros no queremos dejar de pagar las cuotas, pero pedimos que sean razonables. Hasta que salió la cautelar era terrible lo que nos aumentaba, no nos alcanzaba el sueldo”.

Asimismo, otra adjudicataria presente, Silvia Rojas de Noetinger, precisó que la problemática reside en la volatilidad del valor. “Todos los meses tener que estar pendiente de cuánto te va a llegar de cuota, no es fijo. Este plan de autoahorro se convirtió en un plan de autohorror, así de simple”.

Por otro lado, Adriana Peralta, de Villa María, describió que compró su vehículo hace 5 años y que en aquel entonces pagó el 30% del valor total del para retirarlo; asimismo, que en la actualidad, debe pagar una cuota basada en el importe actual que supera los dos millones de pesos. “Les aseguro que es una tortura. Todos los años pagás sin saber cuánto, sin tener idea, debido a que el valor móvil varía todos los meses, por lo tanto la cuota.