La cosecha sojera arrojó rindes históricos en la zona de Villa María

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires dio cuenta del avance de la actividad en donde se siguen incrementando los rindes récords en la oleaginosa. En la zona de Villa María, se obtuvieron más de 37 quintales por cada hectárea cultivada

La cosecha sojera en la zona de Villa María está cerrando con valores históricos para la producción agraria, sumándose a la tendencia de todo el país en donde incluso se comenzó a elevar la perspectiva del volumen de toneladas de granos que arrojará el final de la campaña.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires dio cuenta de las perspectivas generadas con la campaña que está prácticamente concluida, y que terminará arrojando valores muy importantes para la producción sojera, que será récord.

Rindes históricos a nivel país

 “La cosecha cubrió el 76,7% del área apta y los rendimientos en lotes de segunda mantienen los promedios zonales por sobre las expectativas, permitiendo elevar la proyección de producción a 56 millones de toneladas”, consigna el informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que ratifica los muy buenos resultados de la campaña sojera.

 “Los rendimientos registrados superan ampliamente el promedio de las últimas cinco campañas y en algunas regiones incluso se mantienen levemente por encima a los máximos valores históricos”, establece el informe técnico, que señala puntualmente que, la recolección de lotes de primera cubrió el 85,7% de su superficie y el rinde medio nacional para estos cuadros se ubica en 37,7 quintales por hectárea sembrada. En lotes de segunda ya se recolectó el 56,1 % del área, entregando un rinde de 29,7 quintales por hectárea.

Resultados en la región

A nivel regional, en la zona de Villa María, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, los resultados finales serían el doble de los obtenidos el año pasado.

En este sentido, los rindes de la soja en los departamentos General San Martín, Tercero Arriba, Santa María, Río Segundo, Colón, Totoral, Tulumba, Río Seco, Río Primero y San Justo se ubicaron por encima de los 37 quintales por hectárea sembrada, más del doble que el año pasado.

En la llamada zona núcleo, los rindes sojeros fueron los más importantes, y en promedio, se ubicaron por encima de los 40 quintales por cada hectárea sembrada.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas