Policiales | La Falda | mujer | Violencia

Una lluvia torrencial obligó a suspender la búsqueda de Ivana Módica en La Falda

Tras rastrear el dique y la zona de las Siete Cascadas, las tareas se concentraron en un camino próximo a Pampa de Olaen. En la noche del jueves habrían visto el auto de la pareja de la mujer, quien está detenido

La búsqueda de Ivana Módica, la mujer de 47 años cuyo paradero se ignora desde el pasado jueves, se concentró desde la tarde de ayer en una zona rural camino a Pampa de Olaen, tras concluir sin resultados positivos los rastrillajes realizados en el dique de La Falda y el sector de las Siete Cascadas.

La búsqueda tuvo que ser suspendida sobre el final de la tarde debido al mal tiempo, ya que una lluvia torrencial impidió continuar con las tareas en un camino que sale desde La Falda hacia Pampa de Olaen conocido como Las Consejeras, cerca de La Cantera de Valle.

El nuevo punto de búsqueda surgió a raíz de un dato aportado por una patrulla rural que habría visto en esa zona el auto del novio de Ivana, el detenido piloto de la Fuerza Aérea Javier Galván, pasada la medianoche del jueves.

El jefe de Defensa Civil de Huerta Grande, Claudio Carranza, confirmó a la emisora Cadena 3 que la búsqueda se centrará ahora en el camino a Pampa de Olaen y que del rastrillaje participan 70 personas.

"Surgió un dato, un sector cero en camino a Pampa de Olaen. Ahora ahí se centralizará la búsqueda", dijo el funcionario.

Los trabajos en la zona de las Siete Cascadas y el dique se habían dispuesto debido a que una cámara de seguridad de la zona captó el momento en el que un auto similar al de la pareja de la mujer desaparecida quedara registrado pasando varias veces hacia el dique entre las 22 del jueves pasado y la 1 del viernes.

Contexto violento

“Hay un contexto de violencia que sufría Ivana por parte de Galván, independientemente de lo que la investigación arroje. Ella había realizado formalmente una denuncia en octubre, fruto de lo cual estaba vigente una restricción. La medida no se terminó cumpliendo al final", sostuvo José Dantona, abogado de la familia de lIvana.

Admitió que la relación de la mujer y Javier Galván "era conflictiva" y que de acuerdo al relato de testigos "ella era víctima de violencia de género".

De acuerdo al relato de algunos familiares, Ivana sufría violencia psicológica y, en algunas ocasiones, también física.

A pesar de que la orden de restricción tenía vigencia hasta el 20 de enero, en diciembre la pareja retomó la convivencia. Dantona recordó que este tipo de situaciones suele ocurrir con las víctimas que transitan el “círculo de la violencia”.

Este lunes, la fiscal de Villa Carlos Paz, Jorgelina Gómez, ordenó la detención de Galván, novio de Módica, quien es piloto militar y presta servicios en la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea) de Córdoba.

Galván -sería indagado hoy- está acusado de falso testimonio y entorpecimiento de la investigación.

La primera imputación, según fuentes judiciales, es por contradicciones en sus dichos sobre la desaparición de la mujer, y la segunda, por violar la orden de distanciamiento impuesta hace varios meses, cuando fue denunciado por violencia de género.

La madre de la mujer dijo que su hija nunca salía sin comunicarse y que no sabe qué puede haber ocurrido "porque son todas especulaciones".

"Lo único que sabemos es que mi hija se comunica constantemente, es una persona muy fuerte y si no aparece es porque está golpeada en la cabeza, porque si tuviera un golpe en el cuerpo saldría adelante. No es de quedarse jamás, es fuerte de mente, de espíritu y de cuerpo. Lo que más nos preocupa es esto de que no aparezca", señaló Mirtha.Agregó que el día de la desaparición habló con Galván, y dijo que el hombre se había mostrado consternado por la situación.

"La sensación que me dio es que estaba preocupado y angustiado. Alcancé a hablar con él, le pregunté si habían tenido problemas y me dijo que no: ‘Estábamos muy contentos porque iban a venir, estábamos organizándonos para eso’, me dijo", agregó.