La oposición propone la intervención del estacionamiento medido

Bruno señaló, en diálogo con este diario, que no contribuye al ordenamiento del tránsito. Además quieren que se defina un área del microcentro para que se estacione en una sola mano y a 45 grados

A partir de un diagnóstico categórico, en el que señalan que solo persigue un fin recaudatorio, los concejales del Pro en Juntos por Villa María, Karina Bruno y Omar Coutsiers, presentaron ayer un proyecto de ordenanza para disponer la intervención administrativa del servicio de estacionamiento medido, concedido a Federación Mercantil.  

“El estacionamiento medido en nuestra ciudad nació por el año 2004 con el fin y objetivo de contribuir al ordenamiento del tránsito vehicular. Esa fue su génesis, que en primer termino tuvo a la empresa ATGE como concesionaria, para luego cedérsela a la actual prestadora”, puntualizaron los ediles de la oposición.

Y a renglón seguido destacaron que ni una ni otra firma “contribuyeron en modo alguno a ordenar el transito de la ciudad, pero tampoco el Municipio hizo cumplir el servicio con el objetivo primario para el que fue creado, tal situación redujo a la prestación del servicio a una cuestión meramente recaudatoria, solo ampliando el radio de aplicación”.

En ese sentido, y en diálogo con este diario, la concejal Bruno apuntó que con la iniciativa insisten ante un aspecto que para ellos es “básico”, tal como consideran al tránsito, a la par que recordó que en eso vienen trabajando “hace mucho tiempo”.

Recordó que “hace meses” que no tienen más noticias de la comisión que el Ejecutivo formó, y que quedó a cargo de Jefatura de Gabinete, “respecto a rever la situación del estacionamiento medido”.

Explicó que el planteo del bloque apunta a que se intervenga el servicio, “o sea que el Estado municipal se meta en el análisis y en la prestación del estacionamiento medido, analizando esa concesión, revisando el contrato, viendo los cumplimientos y los incumplimientos de la prestadora”.

Ratificó que el sistema tarifado “así como está no funciona”, tal como dijeron “infinidad de veces, y que es caro porque no hay contraprestación”.

Con ese diagnóstico y el pedido de intervención, además propusieron que se defina un área de microcentro “donde se estacione de una sola mano y a 45 grados, y dos radios de tarifa diferenciada, una más microcentro de costo más elevado y un segundo radio de menos valor”.

Bruno explicó que con esto apuntan a que la gente “no ingrese al microcentro  sino que busque estacionar más afuera y eso además hará que haya menos congestión de tránsito en la zona más caótica de la ciudad”.

Y quieren que de la determinación de esos sectores participan las organizaciones comerciales y empresariales locales “porque la mayoría del movimiento de esa zona tiene que ver con la actividad comercial”.

Todos esos conceptos son también parte del escrito que acompaña al proyecto que presentaron los representantes de la oposición en el Concejo, en el que destacaron que el sistema vigente carece de legitimidad “por parte de la ciudadanía que lo rechaza constantemente por caro e ineficiente”.

Además plantearon deficiencias del servicio, tal el caso de la falta de señalización y de pintura en los pasos peatonales. 

“Es inevitable no advertir la falta de cambio de la señalización, la falta de pintura de pasos peatonales y aún peor, cuando lo pintan lo hacen con pinturas no adecuadas haciendo extremadamente corto la duración de tal demarcación, como así también otras cuestiones que hemos solicitado en años anteriores, como por ejemplo los balances de la empresa recaudadora a los fines de ver cuán cerca o lejos estamos de una tarifa real, sin respuestas, claramente”, señalaron los concejales.

Desde que asumieron ediles de la oposición plantean reclamos sobre el estacionamiento medido de los que obtuvieron pocas respuestas. Sí lograron en los últimos tres años que no se modifique el precio de la hora por el uso de la dársena, que sigue en 6 pesos (la prestataria piden que se aumente), y también reducción en el monto de las multas para los que no pagan.  

Otra vez

En marzo 2017, en la apertura de sesiones ordinarias, el intendente Martín Gill habló de una revisión integral del servicio y constituyó una comisión bajo la órbita de Jefatura de Gabinete.

Fue un ámbito que tuvo unos pocos encuentros, sin que se tomara ninguna decisión para modificar el servicio.

El viernes pasado, cuando el jefe comunal hizo un primer balance de los controles de transito en el marco de la emergencia vial, también habló del estacionamiento medido y otra vez aseguró que pondrá el tema “en el centro de la agenda”.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas