Río Cuarto | Ley | organizaciones | uniones

"Con la ley sentimos que el Estado nos reconoció"

A 10 años de la aprobación del Matrimonio Igualitario, Walter Torres, de la Mesa de la Diversidad, recuerda cómo vivieron los debates y la peleada votación en el Congreso

Este miércoles se cumplen 10 años de la histórica aprobación de la ley de Matrimonio Igualitario y ya se realizan en todo el país actividades para recordar la lucha de las organizaciones por los derechos de la comunidad LGBT. Desde la Mesa de la Diversidad ya se lo ha celebrado este fin de semana con un conversatorio del que participaron algunos de los involucrados en aquel movimiento que recorrió las principales ciudades argentinas, teniendo también a Río Cuarto como escenario de grandes debates.

Pocos meses antes de la aprobación, aquí se había dado la sanción de la ordenanza de Uniones Civiles, con referentes como Eliana Alcaraz en el debate, al igual que la participación de organizaciones como “Civitas” y “Eva y Eva” entre las que impulsaron la iniciativa. Entre ellos, el referente de la Mesa de la Diversidad Walter Torres fue parte activa de estos logros, y recuerda lo que se vivió en aquellos años.

“Para nosotros fueron dos años muy intensos, porque comenzó en mayo de 2009 con la aprobación de las Uniones Civiles en Río Cuarto, la unión de Eliana Alcaraz en diciembre de ese año, incluso con el rechazo del Registro Civil para hacer la unión de Eliana para no igualarlo con el matrimonio, y terminamos haciéndolo en lo que era el salón de los intendentes, y después, a los pocos meses, la Cámara de Diputados aprueba la ley de Matrimonio Igualitario”, indicó en diálogo con Puntal, y agregó: “Allí comenzó un trajín que nos fue llevando, porque el proyecto cayó en la comisión de Legislación General donde estaba Liliana Negre de Alonso, quien planteaba que era una ley del puerto, por lo que terminó recorriendo casi todas las capitales de provincias del país, y en Córdoba se hizo el debate en la Legislatura escuchando a las organizaciones”.

Si bien recuerda que esos debates estaban preparados como para facilitarles la palabra a los sectores más conservadores, “terminamos hablando en la sala Regino Maders y creo que fue la oportunidad de tener contacto con más organizaciones de Córdoba, encontrarnos con quienes tenían una lucha como la nuestra, y permitió sumar a más personas; estos debates ayudaron para que a lo largo y ancho del país se fueran creando nuevas organizaciones sociales”, consideró el activista.

- ¿Cuánto aportó a la ley nacional la ordenanza de Uniones Civiles de nuestra ciudad?

- Claramente toda la normativa de unión civil del país, al igual que la de Neuquén o la de Carlos Paz, se tomaron como fundamentos previos a la ley, y además tuvo un gran acompañamiento de las organizaciones nacionales. De hecho, el día de la aprobación estuvieron presentes en el Concejo Deliberante tanto miembros de la CHA (Comunidad Homosexual Argentina) como Esteban Paulón (quien fuera uno de los principales actores en la lucha por la ley y luego presidente de la Federación Argentina LGBT). A nivel local creo que también tuvo un fuerte impacto, porque cuando se aprobó la discusión ya estaba dada.

Torres comenta que previo a la aprobación de la ley en el Congreso, la Federación coordinó una serie de asambleas en Buenos Aires de las que participó junto a Eliana Alcaraz, y considera que en ese momento, abrazándose a la militancia, “nos reconocimos por primera vez como ciudadanos, que el Estado nos reconocía los derechos por primera vez”, sostuvo. Del mismo modo, recuerda la emoción que vivió la noche de la aprobación. “A los últimos relatos del Senado, en la discusión de Negre de Alonso y (Miguel Ángel) Pichetto, los vivimos llorando, con abrazos, porque no sabíamos qué iba a suceder, no sabíamos si los números daban para que nos fuera bien; al escuchar la aprobación empezamos a gritar por la tensión, la liberación de que la lucha valía la pena y la igualdad era posible”, completó.

- En fechas como ésta, ¿es inevitable recordar la lucha de personas como Alcaraz?

- Sin dudas; la posibilidad de compartir esos espacios con Eliana o con Claudia Pía Baudracco, quien vino mucho a Río Cuarto en su momento, me permitió aprender mucho y ser parte de un momento histórico. La noche del Senado, íbamos del Obelisco al hotel en el que estábamos alojados, y cuando nos estábamos por volver nos avisaron que la presidenta promulgaría la ley y nos invitaba a participar. Allí nos cayó la ficha, fue un momento trascendental, porque para ella, una persona trans del interior del interior, que la tuvieran en cuenta para un acto de estas características con referentes de todos ámbitos muy especiales, fue algo muy movilizador. No hay nada más simbólico que el Congreso y la Casa Rosada para sentir que el Estado te reconocía, y nosotros estuvimos en esos dos lugares en menos de 3 días. El Estado reconocía que teníamos los mismos derechos, que la igualdad es posible y que con la militancia se puede incidir en la agenda pública.

Leyes

El referente de la Mesa de la Diversidad recuerda cómo junto a Eliana Alcaraz se reunieron con cada uno de los concejales para debatir sobre la ordenanza de Uniones Civiles, y luego se trasladó esa militancia en las reuniones que se realizaban en cada provincia con los legisladores. “En esta fecha hay un gran reconocimiento, porque se cumplen 10 años de la ley y 15 de la Federación Argentina, y se están reuniendo para tratar una nueva ley Antidiscriminatoria y una ley Integral Trans”, comentó y concluyó: “Ojalá los legisladores entiendan que esas dos leyes son importantes y que la igualdad sea real. Hubiera sido muy lindo poder contar con Eliana o Claudia en esos debates”.

Luis Schlossberg. Redacción Puntal